Lope, la película

Lope, la película

   Que aparezca una versión cinematográfica del Quijote no es un hecho precisamente novedoso ─algún día haré un repaso de todas las adaptaciones que se han hecho─, pero si además añado que el director de este proyecto es Terry Gilliam la cosa cambia. Para los que amamos a Gilliam esta película es un viejo sueño hecho realidad, y para el propio Gilliam es un ajuste de cuentas con el pasado. Casi diez años han pasado desde que Gilliam intentara convertir la novela de Cervantes en una original adaptación titulada The man who killed Don Quixote (El hombre que mató a don Quijote), un rodaje que duró seis días y que fue cancelado porque una serie de desgracias encadenadas hizo imposible llegar al séptimo día ─falta de ensayo de los actores, reducción del presupuesto, inundaciones, hernia discal en el entonces protagonista, error en la elección de las localizaciones─. Como resultado del infructuoso rodaje Keith Fulton y Louis Pepe filmaron el documental Lost in La Mancha. Ahora, después de tantos años, Gilliam retoma el proyecto con una adaptación a su estilo, bastante libre y con la intención de conectar con el público actual.

   El otro gran protagonista cinematográfico es Lope de Vega. Una película titulada Lope y dirigida por Andrucha Waddington ─con Alberto Amann como Lope, Pilar López de Ayala como Elena Osorio y Leonor Watling como Isabel de Urbina─ dará vida a un joven que todavía no se ha convertido en el gran Lope de Vega, el autor de comedias más conocido de España. Se trata de una recreación del periodo menos conocido de Lope, «un relato de amor y aventuras », según la productora. Esperemos que el resultado no sea un bodrio a la altura de Miguel y William ─película basada en un hipotético encuentro entre Cervantes y Shakespeare─

   La intensa vida de Lope de Vega podrá completarse también por el final, es decir, desde su vejez. Parece ser que Vicente Aranda podría realizar también una película sobre Lope ─entre los protagonistas se baraja a José Luis Gómez o a Imanol Arias─, pero esta vez centrada en su última etapa, en el Lope sacerdote.

   Lo cierto es que la vida de Lope de Vega da para muchas películas, y ya era hora de que por fin alguien haya decidido sacarle el jugo. Queda pendiente una película, que también podría dar mucho juego, sobre el enfrentamiento entre Quevedo y Góngora. De momento habrá que conformarse con la fugaz, pero bien caracterizado por Juan Echanove, aparición de Quevedo en Alatriste y la simple alusión a su enfrentamiento con Góngora.

Comentarios

comentarios