Braille E-book

Braille E-book

   Hace tiempo os presentaba un cómic táctil para ciegos. Es lógico que productos como este no tengan mucho futuro porque se basan más en un proyecto personal planteado como reto que en una demanda real y significativa del mercado. Lo que no puedo entender es que se meta en el mismo saco al e-book para ciegos, teniendo en cuenta que según se calcula hay unos 40 millones de personas en el mundo que tienen esta discapacidad física. A pesar de estas cifras, los libros disponibles en braille son relativamente escasos. Y es que para tener un libro en braille primero hay que traducirlo, al hacerlo prácticamente duplica su grosor y su precio es algo superior al de un libro normal. La idea de desarrollar un e-book en braille parecía una buena solución al problema, pero parece que, aunque ya se han propuesto varios modelos, todavía no ha llegado a cuajar ninguno.

Bbook

Bbook

   El primer e-book para ciegos del que oí hablar fue diseñado por un español, el ingeniero sevillano Sergio Trujillo. El aparato, llamado Braille Book o Bbook, es una especie de adaptación de la línea de braille al formato e-book. Se basa en un sistema de celdas de pivotes que se levantan y se bajan generando los seis puntos del braille. Usa bluetooth para pasar los libros o las revistas digitales y tiene pulsadores para mover el texto y pasar las páginas.

Braille E-book

Braille E-book

   Un modelo muy distinto fue presentado en 2009 por los koreanos Seon-Keun Park, Byung-Min Woo, Sun-Hye Woo y Jin-Sun Park. Era el E-book conceptual, más parecido a un e-book normal, que cambia de forma dinámica el patrón de la superficie generando los signos de braille de manera electromagnética. El resultado es una especie de Kindle para ciegos.

   Muy en la línea del anterior, otro proyecto español de e-book para ciegos, esta vez de Cantabria, es Ebraboo, finalista en la Image Cup 2012, una competición entre jóvenes tecnólogos de todo el mundo patrocinada por Microsoft Corp. Este pequeño e-book, de 25 líneas por 35 letras y cinco botones, es también muy parecido a los e-books que ya conocemos. La pantalla está compuesta por un material químico ‒‏polímero‒ que va cambiando de forma a medida que se lee el libro. El equipo que lo ha diseñado, formado por tres estudiantes universitarios, ha creado también una biblioteca online con Windows Azure.

Equipo de Ebraboo

Equipo de Ebraboo

   De momento, sorprendentemente, ninguna de las propuestas parece haber prosperado. Tal vez Ebraboo tenga un final más feliz que el de sus predecesores y de aquí a poco por fin podamos ver circulando un aparato que podría hacerle la vida más fácil a millones de personas.

Comentarios

comentarios