Algunos memes

Algunos memes

   Probablemente hoy en día es difícil encontrar a alguien con conexión a Internet que no sepa lo que es un meme, uno de los fenómenos más poderosos y omnipresentes de la red en los últimos tiempos. Pero, ¿qué es con exactitud un meme? De entrada se podría definir como un contenido viral humorístico, habitualmente una imagen, con una parte de significado concreto y fácilmente reconocible y otra con la que se van practicando infinidad de variantes. Sin embargo, para muchas personas solo son monigotes que sirven para echarse unas risas y a otra cosa, aunque lo cierto es que pueden llegar a tener más importancia en nuestra cultura de lo que parece a simple vista. Para empezar, los definiremos como una «unidad de información», que es precisamente como lo hizo en 1976 el etólogo Richard Dawkins, creador original del término, en su obra El gen egoísta.

   Para Dawkins el ser humano transmite y replica dos tipos de informaciones distintas: una biológica, a través de los genes, y otra cultural, mediante los memes. La gran diferencia entre ambas unidades de información es que las primeras son independientes de nuestras acciones mientras que las segundas funcionan como unidades de imitación, transmitiéndose y copiándose de un cerebro a otro en un continuo proceso de aprendizaje. Por lo demás, tanto genes como memes tienen una forma similar de propagarse. De hecho, Dawkins somete a los memes al mismo proceso evolutivo por el que pasa cualquier ser vivo, lo que los convierte en la unidad de la evolución cultural del ser humano. Solo los mejores memes, los que son capaces de autorreplicarse, sobreviven a lo largo del tiempo e incluso pueden llegar a ser más perdurables que los genes, que al fin y al cabo van diluyéndose generación tras generación. Lo habitual es que se refuercen mutuamente, aunque en ocasiones puedan chocar, como ocurre con la idea del celibato o con la invención y propagación de los métodos anticonceptivos.

   El concepto de meme ha generado un gran debate en el mundo de la cultura en el que han participado sociólogos, filósofos, biólogos y científicos en general. Numerosos investigadores han continuado desarrollando la teoría de Dawkins hasta la actualidad. En 1999 Susan Blackmore reelaboró la definición de meme en su ensayo La máquina de los memes. Para Blackmore un meme es cualquier cosa que se copie de una persona a otra, desde una idea hasta una canción, una habilidad o un hábito. Al copiarse se pueden producir variaciones, que llegan a consolidarse o no. Si se consolidan, estas variaciones son las que hacen que la cultura evolucione. De cualquier modo, todos los memes compiten entre ellos por ocupar un espacio en nuestra memoria y por la oportunidad de ser copiados para extenderse. En ese sentido Internet, que prácticamente ha rediseñado las reglas del juego, ofrece una información muy valiosa sobre ese proceso de transmisión de memes.

   Llegados a este punto, es evidente que no son solo unos monigotes humorísticos. Para el filósofo Jesús Mosterín la manera de conocer la cultura de un individuo es determinar el conjunto de memes que tiene presentes en su cerebro en un momento determinado, que es de lo que se encarga la memética en el campo de la sociología. No es ninguna tontería: si se pudieran elaborar patrones de evolución de los memes se podría llegar a predecir hacia dónde se encamina la cultura.

Comentarios

comentarios