Las aventuras de Tom Sawyer

Las aventuras de Tom Sawyer

   Hace unos días leía en Uvejota un artículo titulado «Leer a los clásicos de la literatura en 5 segundos». Tan llamativo título tiene una explicación más sencilla de lo que pudiera parecer. Viene a cuento de un libro titulado Life in Five Seconds: The Short Story of Absolutely Everything en el que Matteo Civaschi y Gianmarco Milesi resumen la historia de la humanidad en 200 pictografías, algunas de las cuales son clásicos de la literatura, como, por ejemplo Frankenstein, Moby Dick, La metamorfosis o Alicia en el País de las Maravillas. Siguiendo el dicho de que una imagen vale más que mil palabras, las obras, reducidas a su mínimo exponente, pueden ser «leídas» de un vistazo. Un trabajo que me ha recordado, salvando las distancias, a los collages de Kelly Campbell Berry.

   Y digo salvando las distancias porque Campbell Berry no reduce precisamente los libros a lo mínimo, aunque su trabajo te permite también ese «leer» la obra de un solo vistazo. Esta artista consigue que los libros cobren vida casi literalmente convirtiéndolos en esculturas de papel. Para ello toma un volumen de la obra original ‒sobre todo infantiles y juveniles–, lo abre por la mitad y crea huecos que hacen posible colocar distintas capas que representen fragmentos del libro. El resultado son abigarrados collages que tardarás algo más de cinco segundos en ver con todo lujo de detalles. No hay diseños de cómo va a quedar cada collage y el resultado final es prácticamente una sorpresa. Aunque muchos de los collages no sirvan para conocer bien el argumento de las obras que representan sí transmiten gran parte de la energía original contenida en esas historias.

   Campbell Berry cuenta que tenía una colección de libros ilustrados antiguos y de época que fue destruida por un incendio. Fue intentando reconstruirla cuando empezó a ver los libros de ilustraciones como objetos que no hacen sino coger polvo en las estanterías y trató de buscar una manera de disfrutar de las ilustraciones de forma permanente. A la artista le sorprendía cómo los escritores consiguen organizar sus mundos imaginarios y les dan forma de palabras, de manera que logran comunicarlos a los lectores. Lo que ella ha intentado con su trabajo es, en cierto modo, el camino contrario: recrear el efecto que las palabras del escritor producen en la mente de los lectores.

   Si te ha interesado su obra y quieres ver más te invito a que visites su página. Además, puedes comprar algunos de sus collages en su tienda de Etsy.

Comentarios

comentarios