Portada de Gadsby

Portada de Gadsby

   No, no es que me haya equivocado escribiendo el título de la novela de Scott Fitzgerald, es que en realidad me refiero al otro Gabsby, al que se escribe con d intercalada en lugar de t, el Gabsby del desconocido autor Ernest Vincent Wright, un Gadsby que se merece el adjetivo «gran» tanto como el famoso Gatsby porque tiene el mérito de estar escrito en forma de lipograma, evitando usar la letra e en ninguna de sus 50.000 palabras, tal y como aparece en el subtítulo de muchas de sus ediciones.

   Wright estuvo trabajando en el manuscrito de Gabsby a lo largo de unos dos años. Cinco años después de que Scott Fitzgerald publicara El Gran Gatsby, en octubre de 1930, Wright envió una carta al diario Evening Independent donde presumía de haber escrito la mejor novela lipogramática que se hubiera hecho nunca y les proponía que organizaran un concurso de escritura lipogramática y que ofrecieran 250 dólares para el ganador. La propuesta fue rechazada y el manuscrito pasó tan desapercibido que, después de varios años tratando de encontrar editor, Wright optó por la autopublicación y siempre se mantuvo en un discreto segundo ‒o tercer‒ plano frente a la novela de Fitzgerald.

   En la introducción de la novela Wright explica que el libro fue un desafío y que con él no trataba de alcanzar la gloria literaria sino conseguir algo que muchos afirmaban que no era posible. Según Wright lo más difícil de evitar fue el sufijo de pasado «‒ed» en los tiempos verbales. También explicó que que inhabilitó a letra e de su máquina de escribir hasta finalizar el manuscrito para no apretar accidentalmente la tecla. A pesar de todo no consiguió evitar que la letra se colara dos veces, en la página 51 y en la 103, ambas en la palabra «the». A lo largo de la novela, que nos cuenta cómo el protagonista J. Gadsby ‒John en lugar de Jay‒ hace prosperar su ciudad natal Branton Hills y se acaba convirtiendo en su alcalde, el narrador hace continuos incisos disculpándose por su estilo y elogiando la hazaña de escribir sin usar la letra e.

Ernest Vincent Wright

Ernest Vincent Wright

   A pesar de que la novela ha pasado a la historia de la literatura sin pena ni gloria, un incidente hizo que su primera edición se revalorizara enormemente. El almacén donde Wright guardaba los ejemplares se incendió poco después de que fuera impreso y casi todas las copias fueron destruidas. La escasez de ejemplares originales hace que tengan un alto valor entre bibliófilos y cazadores de rarezas.

   Gadsby acabó cayendo en las manos de Georges Perec, que quiso imitar la proeza de Wright en francés. Así fue cómo escribió en 1969 su novela negra La disparation, con la que consigue evitar a lo largo de trescientas páginas la letra e, la más habitual en francés. Como homenaje a Wright Perec introduce en la obra a un personaje llamado Lord Gadsby V. Wright. La novela fue traducida al español como El secuestro y trata de emular la escritura lipogramática original evitando el uso de la letra más frecuente en español, la a.

Comentarios

comentarios