Un pesebre de piedra, sin duda un lugar poco confortable para echarse la primera siesta

Un pesebre de piedra, sin duda un lugar poco confortable para echarse la primera siesta

Comentarios

comentarios