¿Y si se rediseñara la Biblia como una novela normal?

¿Y si se rediseñara la Biblia como una novela normal?

   Hay ideas preconcebidas tan asentadas culturalmente que es casi imposible imaginar que puedan existir otras opciones. Una de ellas es el diseño tipográfico de la Biblia, impresa normalmente en un único volumen, a dos columnas, con una letra microscópica, llena de segmentaciones en capítulos y versículos y, por qué no, con una abrumadora cantidad de notas a pie de página. Un diseño pensado para consultas puntuales que no invita precisamente a su lectura completa.

   Pero, ¿qué pasaría si se rediseñara por completo el formato del libro para adaptarlo al de una novela cualquiera? Esto es precisamente lo que se ha propuesto el diseñador californiano Adam Lewis Greene en su proyecto Bibliotheca, lanzado a través de Kickstarter. Para hacer la Biblia más atractiva y legible, Greene ha desechado la clásica disposición a dos columnas, utilizando una tipografía más amplia y espaciosa y eliminando todas las referencias numéricas y notas a pie de página. El resultado es una Biblia en cuatro magníficos volúmenes de tapa dura, dos para el Antiguo Testamento y dos para el Nuevo. En lo referente al contenido prácticamente no hay cambios. Greene ha trabajado con una versión americana de 1901 y solo se ha limitado a sustituir arcaísmos por palabras más modernas.

   El proyecto ya ha finalizado y Greene ha cubierto sobradamente su objetivo. De los 37.000 dólares que pedía ha llegado a reunir casi un millón y medio de dólares, así que dentro de poco su sueño de convertir la Biblia en una novela al uso verá la luz.

   La idea de una Biblia de estas características puede parecer en principio un poco rara, pero lo cierto es que el formato actual del texto sagrado no es el originario. Fue en la Edad Media cuando se convirtió en un documento enciclopédico, adquiriendo la forma que tiene hoy en día. El diseño de Greene más que a la consulta invita a una lectura continuada, y al mismo tiempo ayuda a desmitificar un libro y a acercar su historia a la literatura.

Comentarios

comentarios