La piedra de Sísifo

La piedra de Sísifo

   Después del parón de varios días y de muchos meses de duro trabajo, hoy por fin estrenamos la nueva página, la que tienes ahora mismo ante tus ojos. Visualmente quizá no se aprecien demasiados cambios. Además del encabezado, un fantástico trabajo de Matias Del Carmine, el diseño es algo menos tosco y más funcional. En la estética hemos preferido mantenernos fieles al espíritu limpio y minimalista de la página anterior, con predominio de blancos, negros y grises. El gran cambio era, en definitiva, de puertas para adentro.

   Los lectores más veteranos recordarán que La piedra de Sísifo empezó su andadura como proyecto individual en Blogia, allá por 2004. Y en esa plataforma estuvo, con temporadas en las que publicaba como mucho un artículo mensual, hasta que en 2012 se cruzó por mi camino Jimdo, un sistema de gestión de páginas tan sencillo que me decidí a probarlo y a darle un cambio de aires al blog. Desde entonces la página no ha parado de crecer, sobre todo a raíz de la decisión de publicar un artículo casi diario y de convertir algo que empezó siendo algo personal en un proyecto colectivo. Aunque al mismo tiempo que la página iba creciendo, Jimdo, como herramienta de gestión, se iba quedando corta. Esta plataforma, enfocada sobre todo a negocios, era insuficiente para un blog de las características de La piedra de Sísifo.

   Desde hacía unos meses, sobre todo ahora que el blog está a punto de cumplir diez años, venía dándole vueltas a la idea de pasarlo todo a WordPress, que era exactamente lo que estaba buscando, pero no me atrevía a dar el salto definitivo porque era consciente de todo el trabajazo que implicaba. Fue Rafa Bordes de Creaidea quien me ha animado a hacerlo y ha sido, también, la persona que lo ha hecho posible a nivel técnico ‒¡muchas gracias, ha quedado genial!‒.

   De momento la página está en modo a prueba de fallos, así que si veis algo extraño os agradecería que le lo dijerais. Hay algunos detalles que habrá que pulir en los próximos días, así que es posible que todavía haya pequeñas modificaciones, aunque nada importante. Por lo demás, el blog seguirá en la misma línea, con las voces, los temas y la periodicidad de siempre, aunque, eso sí, con las pilas recargadas y, sobre todo, muchas ganas de escribir sobre cultura. Esperamos que quieras acompañarnos en esta nueva etapa.

Comentarios

comentarios