Uno de los dioramas libreros de Shannon Moore

Uno de los dioramas libreros de Shannon Moore

   A estas alturas es más que evidente mi pasión por las esculturas hechas con libros. Hay lectores que lo consideran algo así como una blasfemia, porque implica la destrucción del libro como objeto material. Sin embargo, allí donde algunos ven destrucción yo prefiero ver transformación. Eso, y la oportunidad de darle una segunda vida a un libro que casi con toda seguridad ya no va a ser leído. A través del arte el libro pierde su utilidad inmediata, deja de ser algo que sirve para leer, y pasa a convertirse en un elemento cuya única función es la de ser contemplado. ¿Qué homenaje mejor homenaje se le puede hacer a un libro desahuciado?

   Sin embargo, lo que la artista Shannon Moore hace con los libros no se puede calificar exactamente de escultura sino más bien de dioramas. Ella trabaja los libros esculpiéndolos para convertirlos en maquetas de casas y de habitaciones. Shannon lleva fabricando todo tipo de miniaturas y dioramas desde los años 70, lo que hace que sus obras tengan un nivel de realismo y de detalle sorprendente.

   A continuación pongo una buena muestra de su arte. Todos sus dioramas libreros ‒y también el resto de miniaturas‒ están a la venta en su página. Personalmente no se me ocurre un regalo más original para un amante de los libros. Solo espero que no se enfade por haber destrozado unos cuantos ejemplares, aunque viendo los resultados creo que merece la pena.

« 1 de 2 »

Comentarios

comentarios