Diccionario de supersticiones

Diccionario de supersticiones

   A lo largo de la historia, pocas cosas consiguen dar un testimonio tan fiel y detallado de una época como los libros. En ese sentido, casi se les podría considerar los fósiles de las ideas, salvando las distancias y teniendo en cuenta que en muchos casos pueden ser objetos muy vivos porque nunca pierden vigencia. Pues bien, la artista Alexis Arnold ha decidido hacer una interpretación completamente literal de los libros como fósiles y para ello ha creado su serie de libros cristalizados.

   Utilizando cristales de bórax Alexis ha convertido en objetos de arte únicos desde libros como El guardián entre el centeno, Matar un ruiseñor o La Biblia hasta revistas como National Geographic o la Rolling Stone, pasando por un manual de Linux y de Photoshop o la guía de teléfonos de San Francisco.

   Para crear sus libros cristalizados Alexis se inspiró, sobre todo, en la infinidad de publicaciones que se desechan diariamente y en el creciente protagonismo de los libros electrónicos. Según la artista su obra aborda la materialidad del libro impreso frente a su contenido, además de señalar su vulnerabilidad. Los cristales hacen que el libro, congelado en el tiempo, pierda su función original y se convierta en una especie de muestra geológica llena de nostalgia.

« 1 de 2 »

Comentarios

comentarios