Haz algo diferente de Marcos Martínez

Haz algo diferente de Marcos Martínez

   Si frecuentas La piedra de Sísifo es más que probable que en alguna ocasión hayas leído a Marcos Martínez. Cada lunes publica con puntualidad un artículo en el que suele plantear puntos de vista nada convencionales a temas y problemas cotidianos ‒o no tan cotidianos‒. Algo a lo que nos tiene acostumbrados a los que le leemos desde hace tiempo en esta misma casa o en su blog Pensamiento Lateral. Bajo el lema «Pregúntate “¿Y si…?” y haz algo diferente», hace tiempo que Marcos desarrolla originales propuestas de pensamiento lateral, que para quien no lo sepa es un concepto acuñado por Edward de Bono que propone la resolución de problemas con un enfoque creativo. O, como lo define el propio Marcos, «el uso de canales diferentes a los actuales para llegar a una divergencia de conclusiones que puedan o no solucionar el problema que te acompaña».

   Pues bien, una de sus últimas y más originales aportaciones al pensamiento lateral ha sido su libro Haz algo diferente. Con él Marcos ha tratado de cubrir un hueco flagrante: si se busca bibliografía sobre el tema lo que encontramos sobre todo son refritos de lo que de Bono expresó a finales de los sesenta y que por tanto no se han adaptado a los tiempos o exposiciones excesivamente teóricas, a veces con un halo de autoayuda ‒que supongo que servirá para vender más‒ y que parece encauzar por un camino único en lugar de abrir un abanico de posibilidades. De hecho, paradójicamente los supuestos problemas de pensamiento lateral clásicos suelen estar pensados para aceptar una única solución. Ingeniosa, sí, pero única.

   Ahí es precisamente donde encaja el libro de Marcos. Su subtítulo, «50 retos para potenciar tu pensamiento lateral», nos indica sin misterios ni rodeos qué es lo que vamos a encontrar: cincuenta ejercicios prácticos diseñados para modificar el punto de vista del día a día. Uno de los aciertos del libro es que es bastante maleable: aunque muchos de estos retos parecen estar planteados para ser aplicados en un ámbito concreto, en el trabajo o en el ámbito familiar, en realidad casi todos se pueden plantear casi en cualquier situación. Los límites los pone cada uno.

   Y si sobre pensamiento lateral trata el libro, su lectura no puede menos que alejarse de una lectura convencional. No puede leerse como una novela, un ensayo o un libro de autoayuda. Tampoco es un libro para leer de un tirón, para pasar un buen rato o para evadirse. No es necesario que lo leas en orden; ni siquiera hace falta que lo leas completo. Puedes leer unas páginas esta noche y no volver a cogerlo hasta dentro de un mes o de un año; o puedes ir leyéndolo, con un poco a paciencia, a lo largo de cincuenta días. Eso sí, para ir completando cada uno de los ejercicios que se proponen necesitarás tener a mano algo para tomar notas. Ten en cuenta que cada ejercicio te pedirá que hagas algo y que en muchos de ellos te verás obligado a salir de tu zona de confort, por lo que es posible que te cuesten. Pero estoy convencido de que merecerá la pena.

   Cada reto se compone de dos partes: una en la que se plantea en qué consiste y otra en la que se explica para qué sirve y qué es lo que se consigue poniéndolo en marcha y superándolo. En realidad leer cada reto te va a llevar unos pocos minutos. El estilo es muy divulgativo y ameno, tal y como nos tiene acostumbrados Marcos. Es lo que viene después del reto lo que te va a llevar más tiempo. En algunos casos completar un reto puede llevar incluso meses, por lo que es posible ‒y puede que aconsejable‒ estar realizando varios al mismo tiempo.

   Si todavía no he conseguido que te pique la curiosidad, algunos de los retos que puedes encontrar en Haz algo diferente son los siguientes: «Sobre hacer el ridículo. Haz algo que te dé miedo, y hazlo pronto», «Escribe una carta a un amigo. Ahora mismo», «Crea un Sistema de Desconcierto», «Escribe un plan de dominación mundial», «Taller de Mundos. Invéntate un mundo, luego desarróllalo», «Comparte tu idea absurda» o «Discute contra ti mismo». Estos son algunos de los retos que puedes encontrar en el libro de Marcos.

   En definitiva, si te interesa el desarrollo del pensamiento lateral a través de ejercicios prácticos y muy amenos puedes hacerte con el libro de Marcos Martínez en formato tanto electrónico como en papel aquí. Si no, puedes seguir disfrutando de la lateralidad de Marcos en su blog de Pensamiento lateral o en La piedra de Sísifo.

Comentarios

comentarios