Plotted: A Literary Atlas

Plotted: A Literary Atlas

   Hace algunas semanas publicábamos un impresionante mapa literario hecho por un estudiante de 17 años que demostró que somos muchos los lectores que amamos este tipo de mapas. Será porque tienen la virtud de ayudar a tener una mejor comprensión de dónde y cuándo tiene lugar una historia; o simplemente porque son una chulada. El caso es que nos vuelven locos. Basta con echarle un vistazo a algunos de los mapas más famosos de la literatura y uno siente que, de alguna manera, ha entrado y ya ha pasado a formar parte de esos mundos maravillosos que en principio se crean solo a través de las palabras.

   ¿Imaginas poder tener esos mapas en un solo volumen, a modo de atlas, con un estilo homogéneo y fascinante? Ya es posible, porque el ilustrador ‒y cartógrafo pop‒ Andrew DeGraff ha creado mapas increíblemente detallados de 19 de los clásicos literarios más emblemáticos de la literatura universal. Bajo el título de Plotted: A Literary Atlas, la colección incluye desde mapas de antiguos poemas épicos griegos como la Odisea hasta trabajos más modernos y difíciles de ilustrar como Esperando a Godot de Samuel Beckett. Además de interpretar en clave de mapas otros universos literarios como los de Robinson Crusoe, Huckleberry Finn, Hamlet, Orgullo y prejuicio, El hombre invisible, Un cuento de Navidad, La vuelta al mundo en ochenta días o el relato de Borges «La biblioteca de Babel».

   Cuando la historia se desarrolla en el mundo real DeGraff cuida con exactitud cada detalle, como en el mapa de Julio Verne; pero cuando los mundos son fantásticos el ilustrador hacer una reinterpretación del espacio a través de su propia imaginación, como puede verse en el mapa de «La biblioteca de Babel», uno de los más sorprendentes de todo el atlas. DeGraff se atreve incluso con no ficción, como en el mapa inspirado en Frederick Douglass y su Vida de un esclavo americano contada por el mismo.

   DeGraff deja claro cuál es el objetivo de su atlas: «Estos son mapas para las personas que buscan viajar más allá de la vida y de los lugares que ya conocen ‒o creen conocer‒. El objetivo no es encontrarse sino estar más perdido».

   Dejo también un vídeo que no tiene desperdicio y que muestra cómo trabaja DeGraff ilustrando el mapa de Robinson Crusoe en Time-Lapse. Por cierto, si te han gustado los mapas literarios de DeGraff deberías echarle un vistazo a sus mapas dedicados al mundo del cine.

Comentarios

comentarios