Mapa anotado por Tolkien

Mapa anotado por Tolkien

   Según informa el diario The Guardian, escondido entre las páginas de una de las copias de El Señor de los Anillos había un mapa con observaciones y varias hojas con anotaciones de puño y letra de J.R.R. Tolkien. Ese libro pertenecía a Pauline Baynes, recordada sobre todo por sus ilustraciones de Las crónicas de Narnia de C.S. Lewis pero que también dibujó las portadas de la edición británica en un volumen de 1973 y de la edición en rústica en tres volúmenes de 1981 de El Señor de los Anillos, además de elaborar en póster los mapas de El Señor de los Anillos y El hobbit. Baynes lo guardó todo allí en 1969, mientras trabajaba en una edición ilustrada de la obra, con dibujos a color de la Tierra Media, que iba a publicarse al año siguiente en Allen & Unwin.

   Tanto el mapa ‒escrito con bolígrafo verde y lápiz‒ como las notas revelan algunos de los lugares en los que se inspiró Tolkien para crear la Tierra Media. Gracias a ellas hemos podido descubrir que Hobbiton estaba situado aproximadamente en la misma latitud que la Universidad de Oxford, donde él fue profesor, o que la emblemática Minas Tirith se basó en la ciudad italiana de Rávena. Además, el escritor también utiliza como puntos de referencia lugares como Belgrado, Chipre o Jerusalén.

Notas de Tolkien

Notas de Tolkien

   Las anotaciones muestran lo obsesionado que Tolkien podía llegar a estar con cada mínimo detalle, lo que en ocasiones hacía muy difícil trabajar con él. De hecho, la relación entre Tolkien y Baynes pasó por momentos muy tensos. En su diaro Baynes describe la actitud de Tolkien en una visita que le hizo el 21 de agosto de 1969 para hablar sobre el cartel de un mapa como «muy poco cooperativa». En los apuntes puede verse cómo el filólogo corrige y añade nombres y cómo da indicaciones muy concretas a la ilustradora sobre la flora y la fauna de cada zona.

   El descubrimiento tuvo lugar en la librería Blackwell’s, que tiene en su poder algunas de las obras y de los libros más importantes de Baynes, fallecida en 2008 a los 85 años de edad. Los documentos saldrán próximamente a la venta a un precio de 60.000 libras. Según Henry Gott, librero de Blackwell’s y experto en primeras ediciones, se trata de un descubrimiento emocionante e importante porque demuestra el cuidado que Tolkien tenía en su cartografía y en su visión creativa, y el proceso de colaboración con una ilustradora. Además de las notas de Tolkien Blackwell’s pondrá a la venta una serie de dibujos originales de los libros de Narnia firmados por Baynes.

Comentarios

comentarios