Orgullo y prejuicio

Orgullo y prejuicio

   Hay lectores, entre los cuales me incluyo, que sentimos por los libros ‒en su materialidad más física‒ una especie de fetichismo que roza lo malsano. Es por eso que nos atraen hasta los libros que no son para leer, por mucho que esto parezca una contradicción. Y si son clásicos mejor que mejor. Un ejemplo perfecto serían los colgantes en forma de libros diseñados por Violeta Hernando.

   Otro ejemplo sería el de Krukrustudio, una boutique indie con sede en Moscú conocida por su amplia colección de bolsos con la forma de los objetos más diversos, desde animales o un guante de boxeo hasta una regadera o un plátano, pasando por iconos emblemáticos como el de Firefox o el de Instagram. Aunque si hay un diseño de Krukrustudio que puede enamorar a los lectores ese es el de libro. Y es que esta tienda ha convertido en bolsos libros como La Iliada, Orgullo y prejuicio, Alicia en el País de las Maravillas, Crimen y castigo, Doctor Zhivago, El principito, Lolita o Harry Potter, entre muchos otros.

   Se venden a través de Etsy y, con precios que oscilan entre los 145 y los 170 dólares, no puede decirse que sean precisamente baratos. Aunque, pese a todo, hay que reconocer que no hay mejor forma de llevar un libro que dentro de otro libro.

Comentarios

comentarios