Carrera de carritos

Carrera de carritos

   Que el trabajo de los bibliotecarios sea sobre todo intelectual no significa que no tenga un importante componente físico. Es por algo que se ha planteado la idea de que existan robots que ayuden a los bibliotecarios a hacer su labor. En la biblioteca de la Universidad de Dayton, en Ohio, están tan seguros de que es así que recientemente acaban de organizar y celebrar los primeros Juegos Olímpicos Bibliotecarios de la historia.

   Según explica Katy Kelly, el evento estaba compuesto por distintas destrezas olímpicas como apilamiento de libros, equilibrio de libros sobre la cabeza, lanzamiento de libros ‒donde puntuaba la creatividad‒, clasificación de libros por orden, carrera con carro a lo largo de un circuito o búsqueda de objetos alrededor de un campus, entre otros. La competición estuvo tan reñida que el equipo ganador se alzó con la medalla por un solo punto de diferencia. Las fotos de estas Olimpiadas fueron presentadas a través de Twitter bajo el hashtag #udlibpic.

Lanzamiento de libro

Lanzamiento de libro

   Seguramente muchas de las disciplinas de estos Juegos Olímpicos le parezcan una barbaridad a más de un amante de los libros, sobre todo viniendo de personas que se suponen que también lo son, puesto que dedican su vida profesional a ello. De hecho, lo del lanzamiento de libros recuerda al Bookfighting, del que ya hablamos una vez y del que los libros no siempre salen muy bien parados. Que nadie se preocupe, los libros utilizados durante todo el evento provienen del expurgo de la biblioteca y estaban destinados a un contenedor de reciclaje, que es una práctica habitual en necesaria en todas las bibliotecas.

Equilibrio de libro

Equilibrio de libro

   Aún así, no faltará quien piense que hacer con libros este tipo de actividades, diferentes a la lectura, es una falta de respeto hacia los propios libros y hacia quienes los aman. Sin embargo, acontecimientos como estos Juegos Olímpicos no solo ponen a prueba los conocimientos de los bibliotecarios sino que ponen de relieve las áreas en las que se podría necesitar más formación, por lo que repasar conceptos básicos puede tener su utilidad. Katy Kelly ofrece una clave más en su artículo sobre la utilidad de las Olimpiadas Bibliotecarias: «Todas las bibliotecas deberían tomar una pausa y revisar su programación con creatividad. Los Juegos Olímpicos Bibliotecarios nos permitieron trabajar con gente nueva y participar en juegos amistosos y competitivos». Por no decir que se consigue además que los usuarios se sientan más vinculados y comprometidos con su biblioteca, en el caso de que se les invite a asistir como público o incluso a participar. En definitiva, buscar nuevas dinámicas que refuercen el papel de las bibliotecas y las conviertan en instituciones vitales dentro de la comunidad.

Apilamiento

Apilamiento

Catalogación

Catalogación

Ganadores

Ganadores

Comentarios

comentarios