Abusar de la lectura en Internet hace que tu forma de escribir empeore

Abusar de la lectura en Internet hace que tu forma de escribir empeore

   Con independencia de que el libro deje de existir o no, que las nuevas tecnologías han modificado de forma sustancial la forma en que leemos es algo que ya nadie puede poner en duda. Ya no es solo que leamos en una pantalla, en un eBook o incluso en un reloj, es que existen aplicaciones que permiten hacer cosas hasta ahora impensables, desde aumentar nuestra velocidad de lectura hasta saber qué palabra exacta estamos mirando. Para algunos autores, Nicholas Carr entre ellos, la velocidad y la superficialidad del soporte digital suponen algo así como un formateo para nuestro cerebro, ya que a la larga hace que perdamos por completo la capacidad de concentración. Sin embargo, parece que abusar de la lectura en Internet no solo tiene efectos contraproducentes en la capacidad de leer sino también en la de escribir.

   Un informe elaborado en 2008 por Jakob Nielsen afirmaba que los internautas tan solo leen el 20% del texto de las páginas y que una vez sobrepasadas las doscientas páginas el porcentaje de lectura desciende todavía más. Desde hace unos años se ha puesto de moda decir que en Internet no se lee sino que se escanea, probablemente como consecuencia de tener acceso a más cantidad de información de la que somos capaces de procesar. De cualquier modo se han popularizado una serie de consejos ‒estructurar la información en listas, escribir frases y párrafos cortos, usar subtítulos y negritas‒ encaminados a facilitar lo máximo posible la lectura. Masticar el texto hasta convertirlo en una papilla convenientemente digerible. Esta tendencia hace que el tipo de lectura que se hace en Internet, en plataformas como Reddit o BuzzFeed, casi sea para tontos, algo que al final también acaba repercutiendo en la escritura.

   Así lo ha confirmado un reciente estudio elaborado por la revista International Journal of Business Administration. De acuerdo con este estudio, llevado a cabo con estudiantes de Máster en Administración de Negocios de la Universidad de Florida, la complejidad sintáctica de los contenidos en la lectura influye en la complejidad de la escritura. Primero se comprobó el contenido de sus lecturas habituales y a continuación se tomaron muestras de su escritura, que posteriormente fueron analizadas por un software con un algoritmo que permitía evaluar la complejidad de su sintaxis. Los estudiantes que escribían con una sintaxis más compleja solían leer una mayor cantidad de revistas académicas que el resto, por lo que sus lecturas habituales tenían una mayor dificultad. De hecho, este detalle parecía ser mucho más importante que la cantidad de tiempo que se dedicara a la lectura.

   Multitud de empresas en Estados Unidos han mostrado su malestar ante la falta de calidad en la redacción de sus nuevos empleados, lo que ha hecho que escuelas y colegios de negocios tengan que replantearse sus planes de estudios para darle mayor importancia a la escritura y a la lectura de contenidos sintácticamente más complejos.

   Es por eso que si pasas demasiado tiempo leyendo en Internet quizá sea el momento de pensar en alternarlo con la lectura de un libro. Tal vez así estés evitando que la calidad de tu escritura se resienta.

Comentarios

comentarios