Recreación de la cripta del castillo de Bran

Recreación de la cripta del castillo de Bran

   Tradicionalmente se ha considerado que el castillo de Bran es la residencia del conde Drácula. Y es que se cree que esta fortaleza del siglo XIV localizada cerca de Braşov, en Transilvania, fue el hogar del Vlad Draculea, el personaje histórico en el que Bram Stoker se inspiró para crear su inmortal chupasangre. Aunque en realidad esto no sea cierto porque la verdadera fortaleza de Vlad fue el castillo de Poenari y Stoker ni siquiera llegara a visitarlo ‒solo lo conocía por lo que había leído sobre él‒, demos por hecho, siguiendo con la ficción literaria, que Drácula pudo transitar por los pasillos de este célebre castillo rumano.

   Hace unos meses el que es un icono arquitectónico mundial, visitado cada año por más de 560.000 personas, fue noticia porque se puso en venta por 59,4 millones de euros. Ahora sus dueños, los archiduques Dominic, han conseguido que se vuelva a hablar de él, gracias a una campaña de Airbnb en la que una pareja podrá pasar la noche en la fortaleza, e incluso dormir en ataúdes, tal y como lo hacía el mismísimo Drácula en la novela de Stoker, el próximo 31 de octubre.

   Después de ser trasladados de forma completamente gratuita a las cercanías del castillo, los afortunados inquilinos revivirán el trayecto realizado por Jonathan Harker, uno de los protagonistas de la novela, viajando de noche hasta el castillo, que está situado en lo más alto de una colina, en un coche de caballos. Una vez allí serán recibidos por Dacre Stoker, bisnieto del escritor irlandés y experto en vampiros, con las mismas palabras que usa Drácula: «¡Bienvenidos a mi hogar! Entren libremente, por su propia voluntad, y dejen algo de la alegría que traen consigo». A continuación el anfitrión y descendiente de Bram Stoker les hará una visita guiada por el castillo para explorar cada recóndito recoveco de la casa señorial ‒¡hay 57 habitaciones!‒, mientras les relata algunas de las leyendas que corren sobre el lugar, hasta llegar al comedor, donde les esperará una íntima cena a la luz de las velas, que reproduce fielmente la que se describe en el libro. Al acabar, los más valientes podrán acostarse en un lujoso ataúd forrado con terciopelo en las profundidades de una cripta.

   Para optar a semejante experiencia solo hay que entrar en la página de Airbnb antes de la medianoche del 26 de octubre y responder con un mensaje de entre 50 y 500 caracteres a una sencilla pregunta: «¿Qué le dirías al conde Drácula si te lo encontrases en su castillo?» La respuesta puede estar en español o en inglés, y ni que decir tiene que uno de los aspectos que se valora de forma más positiva es la originalidad. Al participar en la promoción los candidatos aceptan los términos y condiciones del castillo. Está terminantemente prohibido llevar ajos o cualquier cosa que desprenda ese olor, joyas de plata, crucifijos o hacerse selfies frente a los espejos.

Comentarios

comentarios