Collar Rosetta Wearable Disk

Collar Rosetta Wearable Disk

  Aunque es imposible decir una cifra exacta de las lenguas que se hablan en la actualidad en todo el mundo, se estima que son entre 3.000 y 5.000 lenguas aproximadamente, de las cuales solamente unas 600 cuentan con más de 100.000 hablantes, que es la cifra que se considera mínima para garantizar su supervivencia a medio plazo. De todas ellas, el 90% están en peligro de desaparecer, entre las que se incluyen el cayapa en Ecuador, el walmajari, el zuñi en Norteamérica o el yidiny en Australia. De hecho, se dice que cada catorce días muere una lengua. Existen zonas como el norte de Australia y el suroeste de los Estados Unidos donde hay idiomas especialmente vulnerables porque carecen de forma escrita. Y el problema no es tanto la muerte de la lengua en sí, que ya es por sí solo una catástrofe, como la desaparición de toda la cultura que se sustenta sobre ella. Puede parecer una cifra exagerada, pero lo cierto es que a medida que la globalización se extiende idiomas mayoritarios como el inglés o el chino mandarín se han ido imponiendo en zonas locales y reemplazando a las formas de comunicación autóctonas.

   Como homenaje a todas ellas, la Fundación Long Now, una organización sin ánimo de lucro, ha creado el collar Rosetta Wearable Disk, que pretende ser además de una pieza de joyería y un complemento de moda un archivo donde están almacenados todos los idiomas del mundo, cuya cifra se ha estimado en este caso, a falta de un cómputo más exacto, en poco más de 1.000 idiomas. El nombre está puesto en honor a la piedra de Rosetta, el fragmento de una antigua estela egipcia que tenía el mismo texto en tres escrituras distintas, en griego antiguo, en escritura demótica y en jeroglíficos, y que permitió descifrar estos últimos y con ello comprender todos los secretos la civilización egipcia.

   El collar está formado por un pequeño disco de unos dos centímetros de diámetro en el que hay más de 1.000 páginas microscópicas impresas con nanotecnología en níquel. Este disco, solo legible a través de un microscopio, contiene el preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 327 idiomas, así como listas básicas de vocabulario para 719 lenguas. El disco también incluye un libro sobre el tiempo y diagramas que permiten construir otra de las iniciativas de la Fundación, un reloj diseñado para funcionar continuamente durante 10.000 años.

   Es evidente que un simple collar no va a detener el proceso de desaparición de las lenguas, pero al menos puede servir para documentarlas por escrito, para crear conciencia de la situación tan precaria en la que se encuentran muchas de ellas a lo largo de todo el mundo y para ser un recordatorio de la importancia que tiene luchar por su preservación. El collar no puede comprarse sino que es un obsequio que la Fundación Long Now hace a aquellos que estén dispuestos a donarles un mínimo de 1.000 dólares.

Comentarios

comentarios