Cita a ciegas con un libro

   En La piedra de Sísifo hemos hablado alguna vez en contra de los prejuicios de juzgar un libro exclusivamente por su cubierta o, lo que viene a ser lo mismo, por criterios que son externos a la propia literatura, como que la crítica hable muy bien de ellos o que se haya incluido en una de esas listas de los más vendidos. Ya hemos visto alguna alternativa que evita que caigamos en este tipo de prejuicios, mostrándonos únicamente la primer página del libro sin revelarnos de qué título provienen.

   Una librería del Upper West Side de Manhattan, Book Culture, ha puesto en marcha, con bastante éxito, una iniciativa para combatir estos prejuicios. La idea, llamada «Cita a ciegas con un libro», consiste en que los empleados de la librería escogen títulos poco conocidos, los envuelven en un papel marrón que impida ver su título y su cubierta, y escriben sobre ese papel una lista con libros del mismo género con una temática parecida pero más conocidos. «Le pedimos a nuestros que clientes que den un salto de fe aceptando un libro que creemos que les gustarán basándonos en títulos más populares», explicó Haley Pataio, dueño de la librería. «Los más populares son aquellos en los que los títulos que se usan como referencia son muy famosos, como Harry Potter», añadió Pataio.

   Desde que esta nueva estrategia se introdujo en octubre ha sido todo un éxito, especialmente en las vacaciones, con miles de ventas en la mesa de la iniciativa. La «Cita a ciegas con un libro», de hecho, no es una idea exclusiva de esta librería sino que se ha ido extendido cada vez más por librerías y bibliotecas de todo el mundo. La experiencia no solo es original y diferente sino que le da un puntito de riesgo al hecho de elegir una nueva lectura.

   La librería Book Culture advierte que si no te gusta el libro de tu cita a ciegas puedes devolverlo sin compromiso, incluso después de haberlo leído. Esperemos que este tipo de citas funcione mejor que las citas entre personas.

Comentarios

comentarios