Dirk Gently segunda temporada sin spoilers

En enero de 2018, Netflix España nos ha volcado la segunda temporada de Dirk Gently: Agencia de Investigaciones Holísticas, que podemos ver aquí. Para aquellos que no tenemos acceso a la BBC Americana fue una buena noticia que coincidió con la celebración de los Reyes Magos y, para muchos, el mejor regalo que esta televisión de pago podía hacernos en estas fechas.

En este artículo hablo muy brevemente (en unos meses, quizá más) sobre esta segunda temporada sin hacer ningún spoiler más allá de lo que aparece en el trailer, que dejo justo bajo este párrafo y sí será comentado. ¿Te vienes a este universo que parece partirse en pedazos de la mano del mejor detective del mundo? No, no es Sherlock Holmes, sino Dirk Gently.

¿De qué va la segunda temporada de Dirk Gently?

Lo siento, lector. Aunque lo lógico sería incluir algún tipo de sinopsis con argumento, me temo que esta es una serie que puede prescindir completamente de este. Es, quizá, uno de los pocos contenidos que pueden desenvolverse fácilmente sin necesidad de un hilo argumental despejado, y es que en esta segunda temporada se sigue conservando la máxima:

Todo está conectado. Nada también está conectado.

Everything is connected. Nothing is also connected.

El espectador puede disfrutar de diez capítulos de 42 minutos conectados entre sí cuya trama avanza con aparente torpeza hasta que las piezas empiezan a encajar. Arranca (visto en el trailer) del siguiente modo:

  • Dirk Gently ha sido apresado por Ala Negra (Project Blackwing en el original) y no puede escapar de las instalaciones. Aunque también vemos cómo Todd se lo encuentra en la segunda escena del trailer. Parece que la trama no va por ahí.
  • Dirk recibe el encargo «Encuentra al chico». Pero, ¿qué chico?
  • Hay un barco blanco en mitad de un campo. También hay una casa vieja y abandonada. Las dudas se amontonan.
  • Aparecen nuevos personajes, a los que aquí no presentaremos por conservar los secretos que traen consigo.
  • Los miembros del proyecto Incubus (Rowdy 3) también se encuentran atrapados. ¿Podrán huir? ¿Lucharán?
  • Ken aparece junto al perro de Gordon Rimmer (uno de los malos de la primera temporada) en un taxi recibiendo electroshocks. Pobre.
  • Hay un tipo con el pelo rosa que dice que hay una profecía, lo cual promete bastante, y otro con barba que grita «¡Encuentra a Dirk Gently!».
  • Dirk Gently llama por teléfono, aunque no sabemos a quién.
  • Un señor raro con bigote al que llaman «Mago» habla sobre una aceleración de los eventos extraños. Parece que sabe algo sobre el tema, y acierta sobre el desarrollo de la temporada.
  • El tipo del pelo rosa es un príncipe, y hay un clérigo (priest en el original) y un sheriff.
  • Muchos de los personajes de la primera temporada vuelven a aparecer en esta. ¡Bien!

Se puede investigar sin pistas y sin clientes

segunda temporada de Dirk Gently

Que no haya nadie que pague a los investigadores no significa que estos no puedan investigar. Esa es, al menos, la premisa de Dirk a la hora de enfocar los casos, y el rumbo que sigue tanto la primera como la segunda temporada. El universo ya les recompensará… o no, vaya usted a saber.

En esta segunda entrega vemos a Todd, Dirk y Farah investigando un caso de manera holística, es decir, dedicándose más a tropezar con los hechos que buscando pistas, aunque también veremos muchas. En este sentido, ambas temporadas guardan relación.

También tienen relación en cómo se mantiene informado al espectador y cómo la trama se va desenvolviendo. En la primera temporada el espectador veía buena parte de lo que estaba pasando a medida que pasaba, sumado a un par de flashbacks, y en la segunda temporada tendremos una estructura similar.

En otras palabras, nos tocará acompañar a los protagonistas y ponernos a su altura para resolver el caso, que os animo a ir escribiendo en una hoja de papel. En mi caso particular acerté de manera parcial, pero ni remotamente cerca del desenlace final que se muestra en los últimos capítulos, como en la primera temporada. La originalidad es un componente importante de Dirk Gently.

De nuevo al igual que la primera temporada, la segunda arranca acelerada y pisa a fondo para ganar velocidad. El mago del trailer tenía toda la razón del mundo, y los eventos extraños se dan cada vez con más frecuencia. Dado que todo está conectado, el caos que se desprende de la serie es brutal (y muy divertido).

Si en la primera temporada disfrutamos del humor absurdo que la caracterizaba, esta segunda nos gustará. Eso sí, advertencia a investigadores: el primer capítulo arranca extraño, e incluso podemos dudar si estamos viendo de verdad la serie correcta. Dadle al play y aguantad unos minutos. El caso merece la pena.

Imágenes | BBC America, Seat42f

Comentarios

comentarios