Imagen vía Shutterstock.

¿Quién hubiera dicho hace tiempo que Instagram iba a convertirse en una de las redes sociales más activas en lo que se refiere a promoción de la lectura? Sí, tal vez no nos de pie a leer grandes reseñas ni sesudas reflexiones sobre libros, pero en cambio ha sabido sacar su lado más plástico y visual. Porque hay muchas formas de amar un libro, no solo leyéndolo, sino también entendiéndolo como un objeto artístico lleno de belleza. Con esta concepción del libro han ido apareciendo infinidad de cuentas y de hashtags pensados exclusivamente para amantes de los libros, conocidos como bookstagrammers. Así, Instagram se ha convertido en el escaparate perfecto para que miles y miles de usuarios compartan en fotografías su pasión por las letras. Basta con darse una vuelta por la red social y probar con alguna de las siguientes búsquedas: #igreads, #igbooks, #instareads, #instabooks, #bibliophile, #bookish, #bookworm, #bookaddict, #bookstagram, #bookfeaturepage, #bookphotography, #booklife, #bookstack , #bookporn o #booklover.

Claro que hay quien habla de postureo, de que lo que menos importa muchas veces es el propio libro, o directamente infravaloran o se toma a mofa esta manera de compartir la pasión por los libros, como si solo hubiera un único camino hacia la lectura y todo lo que se saliera de él fuera impostura. O como si fotografiar un libro implicara otra cosa más allá de eso.

Como nosotros no estamos para nada de acuerdo con ese punto de vista, hoy queremos compartir con vosotros seis de las maneras más originales y estéticas en las que los usuarios de Instagram comparten su amor por los libros. Algunas son compartidas con otras redes sociales y las hay también que son propias de Instagram.

#bookhaul

La palabra Haul se refiere a alguna cantidad de algo que compraste. Este concepto se popularizó en Youtube para mostrar artículos que compraste o que te regalaron. Los booktubers comenzaron a utilizar el término Book Haul para referirse a los libros que habían comprado o que les habían regalado. Muchos de ellos hacen uno mensual, para repasar todas las adquisiciones de libros que hicieron en el mes pasado. Es por ello que en este hashtag abundan los libros. Los hay a montañas, a veces incluso más de lo que se puede leer en un mes.

#bookbento

Es uno de los hashtags más conocidos entre bookstagrammers. Consiste en fotografiar la cubierta de un libro desde un plano cenital, es decir, desde un ángulo completamente perpendicular orientado de arriba abajo, acompañando al libro con diversos objetos que o bien tengan algún tipo de relación con el título o bien tengan un significado especial para el lector. Una de las cuentas de referencia y donde encontramos algunos de los mejores ejemplos se llama precisamente Bookbento.

#bookface

Alguna vez hemos hablado en La piedra de Sísifo de esas fotos en las que se encajar tu propio rostro detrás de la portada del libro que estás leyendo. Originalmente, la idea viene del mundo de la música, del #sleeveface que hacía lo mismo con discos de vinilo y con las caras de artistas como Michael Jackson o Beyoncé. Ahora se hace coincidir cualquier parte del cuerpo y no solo el rostro. Muchas librerías, que tienen acceso a enormes cantidades de libros, han encontrado en esta moda una buena herramienta para fomentar la lectura.

#dresslikeabook

Es una de las mejores combinaciones de literatura y moda que se pueden encontrar en Instagram. La idea, promocionada por Electric Literature, consiste en vestirse a juego con la cubierta de un libro, ya sea por los colores, por los estampados o por algún detalle en concreto. Junto con el anterior es uno de los hashtags bibliófilos más imaginativos.

#catsandbooks y #booksandcats

Por los motivos que sean, los gatos triunfan entre los bookstagrammers. Para muchos lectores hay pocos escenarios tan apetecibles para dejarse llevar por un buen libro como un día lluvioso, con un café o un te en las manos y un gato sentado en su regazo o simplemente ronroneando a su lado. Sí, también existe una versión en perros, pero no tiene ni mucho menos tanta actividad como los gatos.

#hotdudesreading

Simplemente guapos leyendo. Sí, puede que este sea uno de los hashtags donde los libros importen menos, pero al fin y al cabo hay libros de por medio. Muchas de las fotografías están tomadas en espacios públicos, en medios de transportes, con frecuencia autobuses o metros. Tienen un estilo bastante casual y espontáneo, pareciendo que han sido tomadas sin que el lector lo sepa.

Comentarios

comentarios