Hace más de un año publicamos, con éxito inesperado, un artículo con una lista corta de libros de física cuántica. ¿El objetivo? Guiar al lector inexperto en un tema aparentemente complejo como también lo es el mundo empresarial. Después de un año leyendo y con más de treinta libros de temática empresarial a mis espaldas, os presento otra lista más un bonus final.

como-empezar-a-leer-sobre-mundo-empresarial

En el artículo mencionado, el número de comentarios se disparó, se convirtió en tendencia en Twitter y rompió récords en Menéame. Sin tratar de replicar la hazaña, ofrezco una selección muy personal de 6 libros para empezar a leer sobre el mundo empresarial, empezando con qué es eso del mundo empresarial o qué significa innovar.

Innovar: Un manifiesto de acción, de Luís Pérez-Breva

Luís Pérez-Breva es una persona maravillosa a la que he tenido la oportunidad de entrevistar para algún que otro medio. Si alguna vez has leído sobre innovación (empresarial o no), tendrás que reciclar el concepto. Pérez-Breva coge con amabilidad nuestra falta de perspectiva y redefine la innovación.

Ha trabajado durante los últimos 10 años como profesor en el MIT, donde montó el programa MIT Innovation Teams. Hace tiempo que se dio cuenta de que lo que se vendía como innovación eran en realidad cálculos de servilleta muy embellecidos dentro de presentaciones. Nada realista.

¿Te interesa innovar en una empresa, como persona o como inventor? Déjate de cuentos y lánzate a la acción, elimina las excusas de que no tienes  presupuesto o recursos y haz en lugar de decir. Con un golpe suave pero certero, Luís nos espabila con ‘Innovar: Un manifiesto de acción’.

Nos hace levantarnos de la silla donde estábamos sentados y nos anima a prototipar. A construir lo que él llama “maqueta a nivel de mesa” de la idea. Abre la mente y nos anima a hacer, pero también a equivocarnos mucho. La alternativa es no hacer nada, fingir que innovamos sin hacerlo realmente o equivocarnos tarde, cuando hemos puesto demasiado dinero sobre la mesa.

Si pretendemos hacer algo diferente al resto, necesitamos este volumen entre nuestro conocimiento del mundo de la innovación.

Pymes para dummies, de Roberto González

Ameno, entretenido y excepcionalmente útil, pocos libros te van a abrir más puertas a la realidad como ‘Pymes para dummies’, de Planeta. ¿Cómo se monta una empresa? ¿Dónde la registro? ¿Qué trámites tengo que cumplir? ¿Cómo contrato a un empleado?

Roberto González nos resuelve estas y otras dudas clásicas y recurrentes con una amabilidad que no suele darse en absoluto en el mundo empresarial. Es el libro que todo fundador de empresa debería leerse, si puede ser antes de empezar a hacer nada. Leerlo con antelación evitará cometer cagadas de gran calibre.

Leerlo después nos hará entender todos aquellos puntos en la que la cagamos sin saberlo, y nos ayudará a corregirlos. Sin paja y con mucho contenido, se convierte en un imprescindible de nuestra biblioteca empresarial. También en una guía de supervivencia burocrática.

La burocracia es horrible, y la contabilidad también. Como emprendedor autónomo, te recomiendo externalizarla. Pero si eres masoca y te metes en problemas a piñón fijo, este libro te enseñará qué tienes que hacer con las cuentas de la empresa y cómo respirar cuando estés hasta la frente de barro. También dónde poner la mano para pedir ayudas, clave si tenemos una startup o pensamos montar una.

MBA en 10 días, de Steven Silbiger

¿Alguna vez has hecho un MBA? Yo sí, y después de tres años de estudio puedo asegurar que todo lo aprendido estaba en este libro. Escueto, muy resumido y compacto, no le falta nada. Silbiger ha cogido el MBA clásico y le ha quitado todo aquello que no hace falta para nada (la paja) y también lo que ha quedado obsoleto.

Porque las empresas han cambiado en los últimos 20 años muchísimo, y en las escuelas de negocio suelen estudiarse conceptos que quedarán ideales en los márgenes de los libros de historia. Eso sí, ‘MBA en 10 días’ sigue siendo predominantemente clásico, y hacia 2025 probablemente quede desactualizado y solo sirva para adornar.

Dicho esto, es un volumen del que aprender cómo ha evolucionado la empresa o qué hacen de manera clásica las diferentes partes. Si buscamos aprender lenguaje sobre las marcas, la gestión y los negocios, resulta interesante.

Es un libro para leer a sorbitos, buscando información en páginas web y blogs más actualizados. Se puede leer en 10 días, claro, y doy fe que en dos tardes se acaba, pero su objetivo es didáctico mediante la práctica. Si queremos realizar algunas tareas bien, necesitaremos semanas. Por ejemplo, las que hablan sobre contabilidad o errores de empresas.

Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, de Stephen R. Covey

Es muy probable que alguien te haya recomendado ya ‘Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva’ como un libro imprescindible para la vida en general. Añado que también lo es para el mundo empresarial al que en principio iba dirigido. Su manera de enfocar el trabajo, los hábitos y la constancia resulta brillante.

Cierto que está algo desactualizado y que hay algunos bulos muy bonitos incluidos dentro, pero se trata de un volumen indispensable si buscamos aprovechar nuestro tiempo. Por ejemplo, habla de la generación de hábitos en 21 días, cuando la ciencia nos ha demostrado que probablemente necesitamos más para algunos.

Ya sean 21 o 144, el libro es lo suficientemente genérico como para aportar luz en casi todos los ámbitos. Además, sus múltiples ejemplos de situaciones cotidianas lo bajan a tierra.

Como pega, decir que de 465 páginas sobran unas 200 y que los ejemplos usados son demasiado focalizados en el hombre de negocios americano, así como a su cultura. Hay que hacer un ligero esfuerzo a la hora de “traducir” algunos conceptos.

El futuro es Fintech, de Susanne Chishti

Un libro que envejecerá extraordinariamente mal pero que hoy día resulta imprescindible es ‘El futuro es Fintech’. Esta dicotomía aparece por el mercado al que va dirigido el libro, las startups fintech (financial technology), no porque esté mal escrito. De hecho, resulta precisamente lo contrario: poca gente ha invertido tantos recursos en algo tan volátil.

El universo startup en España ha explotado y sufrido un boom, como en cualquier parte del mundo, y necesitamos libros que nos ayuden a comprender qué puñetas hacer cuando el suelo se hunde bajo nuestros pies. ¿Alguna vez has corrido sobre agua con harina de maíz?

Vale, pregunta rara, pero es que resulta que la maicena se comporta como un sólido si la golpeas y un líquido si la tocas despacio. En el vídeo de arriba puedes ver cómo un fluido no newtoniano permite correr sobre él, y qué ocurre cuando la gente se para. ¿Qué tiene esto que ver con las empresas?

El libro de Susanne Chishti nos enseña qué pasa cuando, como emprendedores fintech, nos paramos. Nos hundimos en maicena, y luego a ver quién nos saca de ahí.

El panorama tecnológico cambia tan rápido a nuestro alrededor que el libro quedará desactualizado hacia 2020. Si lees esto pasado esta fecha, el “futuro” del que habla la portada quedó atrás y vives en él. Ni te molestes. Si no, y eres emprendedor, ya estás invirtiendo en él.

La burbuja emprendedora, de Javier García y Enrique González

Si has leído blogs orientados a empresas, probablemente te hayas topado con fotografías de estudio y textos alegres y motivacionales. En ellos no se habla de que emprender se parece mucho a intentar caminar por el fango de las selvas de Malasia mientras los mosquitos te destrozan las piernas y te llueven balas.

Javier García y Enrique González bajan a tierra el mundo empresarial y lo despojan del buenrollismo o los adornos. Lo desnudan y dejan la fealdad al aire. La mayoría de empresas se arruinan. La mayoría de empresarios acaban en bancarrota personal. Es entonces cuando todo se vuelve gris y los amigos dejan de ser tan amigos. Es entonces cuando emprender no parecía buena idea.

El libro es ácido, duro y, ante todo, real. Elimina el misticismo y la lente correctora en su mirada a las empresas. Quita las frases motivadoras y los mitos, y coloca muchas señales de aviso. De esas triangulares con una enorme exclamación en el centro. ‘La burbuja emprendedora’ es “una hostia de realidad”.

Muestra las empresas como son: otro entorno inestable colonizado por las personas. Es un “tú sabrás dónde te metes” del que aprender lecciones importantes, y está ilustrado con coloridas cagadas que otro cometió antes que tú, para ver si aprendes y no cometes el mismo error. Aunque todo parece indicar que caerás en otros, solo que un poco más adelante.

Inempleables, ¿de verdad vas a montar una empresa?

En La Piedra de Sísifo hemos hablado en más de una ocasión de Yuval Noah Harari. Escribió ‘De animales a dioses’ [reseña] y luego ‘Homo deus’ [reseña]. En este último libro habla sobre cómo la robotización y automatización presente no tiene que ver con la que se vivió desde la Revolución Industrial. ¿Cuándo fue la última vez que viste un ascensorista, un conductor de ascensores?

inempleables

Dentro de 30 o 50 años es posible que las personas que no trabajen no sea porque no quieren trabajar, sino porque son incapaces de hacerlo. No aportan valor sobre los robots al igual que un ascensorista no suma en nada en un ascensor. No están desempleados, son inempleables, algo que va a reformar el tejido empresarial. ¿Vas a montar una empresa? Bien, atento a las siguientes lecturas.

En ‘Homo Deus’, Harari habla de cómo la automatización cambiará las reglas de juego. ¿De dónde vendrán los ingresos cuando el grueso de la población no tiene trabajo?

En ‘La cuarta revolución industrial’ Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial respalda con datos los temores de Harari y da pinceladas sobre el futuro del empleo. Si vas a emprender, escucha alguna de sus charlas al respecto.

‘El auge de los robots’, de Martin Ford, atemoriza sobre las máquinas. ¡Van a quitarnos el empleo! ¡Van a devaluar las empresas tradicionales! ¿¡Quién dará de comer a mis hijos!? Interesante, pero con la idea de meter miedo.

Al otro lado de la balanza encontramos el futuro esperanzador de la periodista española Marta García Aller, ‘El fin del mundo tal y como lo conocemos’. Si me detengo unos segundos más en este libro es porque Marta da en el clavo. Llevamos siglos intentando alcanzar la utopía del mundo sin trabajo físico y, ahora que la tenemos a unas décadas de distancia, ¿vamos a tenerle miedo?

El miedo paraliza, pero no tener trabajo lo hace aún más porque dependemos de un ingreso para vivir. El estatus que tenemos hoy como individuos lo conseguimos porque alguien nos paga nuestro trabajo. Es evidente que en un mundo de inempleables el modelo tiene que ser otro, y Marta lo ha encontrado.

Si eres emprendedor, te interesa saber qué viene a continuación. Es el motivo de este bonus al final del artículo. Te interesa saber el tipo de mundo y modelo económico que se avecina. Quizá en una década seas una micropyme sin empleados que hace uso de robots. Pero robots que cotizan y pagan sus impuestos aunque solo sean programas en un disco duro.

Imágenes | Clay Banks, Boris Stefanik

Comentarios

comentarios