Que levante la mano quien reconozca alguno de estos juegos como propios del verano: sopa de letras, sudoku, mesa del relojero, aritgrama, crucigrama, autodefinido, cruzada, jeroglífico… Muchos de nosotros nos hemos criado con los puzzles de revistas como Quiz, aún en venta en los quioscos.

pasatiempos-verano-quiz

Si uno se pasea junto a la línea de playa del mar, o aprovecha para dar una vuelta en charcas, pozas y lagos de interior, seguro que podrá rodear con un círculo a alguna señora que, lapicero en mano, resuelve puzzles junto a una goma de borrar. Forma tanto parte de la cultura española como del paisaje.

Ahora que todos llevamos un kindle encima, ¿sabríamos resolver estos juegos analógicos? Os proponemos el reto de resolver alguno de estos puzzles. Lógica, matemática, vocabulario, conocimiento, paciencia. Los hay para todos los gustos, y muchos resultan complicados.

Mesa del relojero

mesa-de-relojero-juego

Un tablero en blanco con contadas letras y espacios (en negro) impresos en diagonal. Abajo, decenas de piezas de tipo puzzle que han de caber en el tablero sin dejar espacios en blanco ni pisarse unas a otras. Las esquinas eran fáciles, las letras con punto o tilde daban muchas pistas. El resto era pura lógica.

Cruzada

cruzada-juego

Espacios en blanco que se cruzan con diferentes dimensiones. En cada cuadrado va una, y solo una, letra, y las palabras que resuelven el puzzle ocupan la parte central del mismo. Si uno empieza por la palabra más larga tendrá más probabilidades de resolver el puzzle con éxito, pero la ambigüedad nos sugerirá cometer algún que otro riesgo.

Sopa de letras

sopa-letras-juego

Probablemente una de las más fáciles, las sopas de letras son uno de los juegos que ha sabido adaptarse a las nuevas tecnologías. En una cuadrícula invisible, decenas de palabras escondidas esperan que las encuentres. A su alrededor, cientos de trampantojos y falsas palabras esperan que te equivoques. ¿Serás capaz? La paciencia es una virtud.

Autodefinido

autodefinido-puzzle

Por cada espacio, una letra. Por cada flecha, una palabra a coincidir con la definición del recuadro. Un cruce de palabras continuo que hará cuestionarnos si tenemos bien memorizado el diccionario, si poseemos la imaginación suficiente o si nuestra cultura general es suficiente. Si usas internet, pierdes.

Problema de lógica

problema-de-logica

Cuando lo hacía en clase me gustaban, pero más aún cuando disponía de toda la mañana para plantear la lógica del problema, siempre diferente y a menudo con mascotas y peinados de por medio. Una serie de instrucciones verdaderas pedían completar una tabla de forma que esta quedase rellena y sin repeticiones. Un vistazo a las soluciones se hacía, a veces, necesario.

Anagrama

anagrama-puzzle

Los anagramas se hicieron famosos en Twitter a raíz de los chistes absurdos. En ellos, se elegía una palabra larga y, borrando letra a letra, se acababa en otra palabra que poco o nada tenía que ver con la original. En los puzzles de anagrama todas las palabras empiezan por las tres mismas letras, y según nos desplazamos hacia abajo esta solo varía en una. A veces uno descubría la palabra borrando una letra y no quedaba otra que creer al puzzle.

Sudoku

sudoku-puzzle

Los sudokus forman parte de nuestra cultura actual, pero allá en mi niñez pocos o ninguno de los Quiz de mi madre contenían este juego de lógica. Y ni hablar de los Sudoku Samurai o encadenados. El objetivo de rellenar todas las celdas y recuadros de nueve espacios con los números del 1 al 9 resultaba atractivo. Lo suficiente como para que ahora haya sudokus en forma de aplicaciones.

Aritgrama

aritgrama-puzzle

Para los más duchos en matemáticas y cálculo mental existían también los aritgramas, puzzles matemáticos y casillas en blanco en que los números 0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9 entraban limpiamente para resolver las operaciones dadas. Por supuesto, el uso de la calculadora quedaba prohibido, premiándose la velocidad. Me pregunto si la educación en colegios ganaría puntos al incluir estos juegos.

Con cariño, como tributo a Quiz, la revista que me acompañó durante toda mi infancia.

Comentarios

comentarios