Imagen vía The Literary Man.

Una característica de aquellos que perdemos la cabeza por los libros es que nos gusta estar rodeados de ellos a todas horas. Dormir entre libros es uno más de los placeres que complementan a la lectura. No es casualidad que hayan surgido algunas propuestas encaminadas a que hacer que los amantes de los libros puedan disfrutar de este placer en grandes cantidades, si quiera por unas noches, como la idea de convertirte en el dueño de una librería o la moda china de dormir en librerías.

Imagen vía The Literary Man.

Es por eso que los hoteles para amantes de los libros son cada vez más frecuentes. Pero The Literary Man no es uno más de ellos. Situado en Obidos, Portugal, un pequeño pueblo medieval que tiene más de 700 años, este hotel tiene incluso más libros que muchas librerías. En la actualidad cuenta con más de 50.000 libros, aunque su objetivo es seguir adquiriendo ejemplares hasta al menos doblar esa cantidad.

Imagen vía The Literary Man.

Abierto en octubre de 2016, The Literary Man tiene casi todas las paredes repletas de decenas de miles de libros y cuenta con espacios especialmente diseñados para que los lectores se acurruquen y disfruten de su afición favorita. Además de treinta habitaciones de temática literaria, ofrece una experiencia de cocina en vivo con libros ‒de la que también es posible disfrutar sin necesidad de alojarse en el hotel‒. Las bebidas llevan el nombre de figuras literarias icónicas.

Imagen vía The Literary Man.

La enorme colección incluye para cada amante de los libros: poesía, cuentos, novelas, historia, libros de cocina, de viajes, etc. Hay, incluso, muchas ediciones originales. La mayor parte de los libros están en inglés, aunque también los hay en portugués, francés, alemán, español y otros idiomas. Aunque más que para ir en la búsqueda de libros, The Literary Man es un lugar al que llevar tus propios libros para leerlos rodeado de arte y de literatura. De hecho, una costumbre que tienen muchos de sus huéspedes es dejar sus propios libros para agregarlos a la colección.

Imagen vía The Literary Man.

Declarada Ciudad Literaria por la Unesco en 2015, Obidos es un pueblecito de unas 3.000 personas, a una hora y media en coche al noroeste de Lisboa. Cuenta con librerías en rincones de lo más insólito como la Livraria de Santiago, situada en la antigua iglesia de Sao Tiago, la Livraria do Mercado, o la Livraria da Adega, que permite, además, la degustación de vinos. Entre el puñado de hoteles que tiene, The Literary Man está justo al salir de la calle principal, lo que lo convierte en un excelente lugar para explorar el pueblo.

Comentarios

comentarios