El  éxito de El Conjuro vino a dar una luz de esperanza al cine de terror a nivel mundial y dejó ver una historia original, con una atmósfera perfecta para este género y que en realidad se convirtió en una joyita del cine de terror, no así El Conjuro 2 que erró en el abuso del CGI pero logró salir avante; sin embargo apenas si pudo sobrepasar los ingresos de su predecesora cuando se esperaban ganancias por lo menos del doble. Pero hablamos de millones de dólares, así que se limpiaron las lágrimas con ellos.

La monja, que representa a un demonio de nombre Valak y que aparece por primera vez en El Conjuro 2, tuvo mucho éxito así que he aquí su propio film. La historia es una precuela que se desarrolla cuando la joven Lorraine Warren quien siempre tuvo visiones desde pequeña, se encuentra con Valak y casi pierde la batalla, sin embargo dicho demonio espera años para poder venir a por su alma de nuevo en El Conjuro 2.

monja

La película no decepciona por su ambientación, que es enmarcada por las construcciones rumanas (desaprovechadas totalmente) y una fotografía buena en general que logra crear la atmósfera adecuada (desde luego muchos elementos son CGI en los escenarios, Fail!) Los efectos visuales, las secuencias y planos son buenos, logran su objetivo. Más bien decepciona por una historia al vapor encajada en el universo de El Conjuro y mal dirigida en comparación con el trabajo realizado por James Wan.

La música realizada por Abel Korzeniowski sigue la línea de las predecesoras e incluso repiten la melodía satánica que se escucha en El Conjuro 2. Las actuaciones cumplen, vemos a la hermana de Vera Farmiga, Taissa Farmiga encarnar a Lorraine cuando era joven, lo que fue un acierto por el parecido tan notorio con su hermana.

bichir

Demián Bichir, cumple su papel de sacerdote investigador de lo paranormal, pero sale debiendo, es un buen actor así, nada más. Pero bien pudo sacar más del papel. Sin embargo no es una mala actuación sino más bien cumplidora para el tipo de película y lo superficial del estilo hollywoodense.

Bonnie Aarons (Valak) sigue en su papel de “dar miedo” como en la anterior aparición. De ella podemos decir que su fisonomía se presta mucho para este tipo de papeles, así lo vimos en Mulholland Drive de David Lynch en donde aparece como una especie de mendigo y de verdad que da miedo.

thenun

Creo que todos los anteriores elementos  cinematográficos sirven de soporte a la película, pero la historia se siente un poco sacada de la manga. En realidad a mí me gustó la película. Sólo que hay partes en donde la obviedad abunda. Además  que en El Conjuro 2 este demonio en forma de monja, Valak, realmente asustaba. En esta ocasión, el abuso y afán de hacerla terrorífica visualmente con tanto efecto creo que no ayudó. Espantó más la Abadesa con su velo negro y su voz cavernosa.

Otros elementos que gustan son las pistas o “easter eggs” que abundan en la película, como todas las veces en que se puede leer Valak durante las escenas, tales como la placa del camión, la pizarra, el sube y baja, etc. además de las referencias a serpientes tanto en la visión del niño poseído, en el asiento de la abadesa, o en el ataque al padre Burke.

nun

No puedo decir que sea mala película, pero esperaba más. Va a decepcionar a más de uno. Sí es entretenida y tiene buen ritmo, no pierden mucho tiempo en los detalles que aburren al espectador. El final se entrelaza con El Conjuro cerrando el ciclo como las precuelas deben ser. Eso, sin duda será lo que más guste a sus seguidores, pero queda mucho a deber en comparación con sus antecesoras.

Comentarios

comentarios