Imagen vía Shutterstock

Alguna que otra vez hemos hablado de los beneficios de la lectura. Solo hay que echarle un vistazo a lo que le pasa a tu cuerpo después de coger un libro. En ese sentido, se entiende que haya médicos británicos que prescriban libros a los adolescentes para luchar contra distintas dolencias psicológicas como la ansiedad o la depresión. Y es que los libros suelen ser algo más accesible que los medicamentos y los hay con una gigantesca variedad de historias, géneros y estilos, para todos los gustos. Es cierto que no todos los libros son precisamente baratos, pero a fin de cuentas pueden obtenerse de forma gratuita en las bibliotecas y se pueden volver a usar una y otra vez sin límites. No es que los libros sean una cura para todos los problemas que afectan a la salud mental, pero sí que pueden mejorarla en general. A continuación, cinco beneficios de la lectura, contrastados con estudios, para mejorar la salud mental ‒enumeraremos cinco, pero existen muchos más‒.

Te hace más empático

Los libros pueden hacerte más empático y, por extensión, harán que mejoren las relaciones sociales de tu vida. Esto es posible porque en la ficción literaria los lectores se ven obligados a analizar las acciones de los personajes, a comprender sus motivaciones y sus emociones. La gente a menudo se olvida de hacer esto en la vida real, pero los lectores más ávidos son propensos a hacerlo constantemente. Un estudio defiende, por ejemplo, que leer a Harry Potter te hace mejor persona.

Te ayuda a quedarte dormido

Ya hemos hablado alguna vez de los beneficios de leer antes de ir a dormir. Demasiadas personas cogen directamente su teléfono, su tablet o su portátil cuando se meten en la cama. Pero está demostrado que estos aparatos electrónicos, con sus luces y colores, hacen más complicado que el cuerpo pase de estar activo y despierto a un estado más relajado y somnoliento. Además, se ha demostrado que los libros impresos ayudan a dormir más rápido. Así que deja a un lado la tecnología y coge un libro en su lugar.

Puede ayudarte a escapar del mundo

Hay un montón de maneras de alejarse de la realidad ‒algunas más saludables que otras‒. Los libros son una manera relativamente segura de evitar, durante un tiempo, la existencia en un planeta que a veces puede llegar a ser un lugar terrible y aterrador. Por supuesto, cada lector tiene que ser capaz de juzgar en qué momento los libros son una forma de escapismo saludable y cuándo comienzan a convertirse en una manera de evitar la realidad.

Te hace más inteligente

En un estudio titulado «Lo que la lectura le hace a la mente», Anne E. Cunningham y Keith E. Stanovich explican, en pocas palabras, que la lectura te hace más inteligente. Lo que puede hacerle a tu cerebro leer a Shakespeare, por ejemplo, es increíble. La lectura no solo sirve para obtener conocimientos, sino que también ayuda a mantenerse sano mentalmente a medida que se envejece. Aunque no siempre se sea consciente, leer hace que estés recibiendo constantemente nueva información, mejorando tu memoria y tu capacidad de concentración.

Puede ayudarte a procesar experiencias pasadas

Si los programas de televisión, las películas o las canciones tienen el poder de hacer sentir a la gente y recordarles los viejos tiempos, ¿por qué iban a ser los libros diferentes? Un investigador de la American University ha estudiado el impacto de los libros en este sentido y llegó a la conclusión de que los libros pueden tener un efecto terapéutico al proporcionar a las personas información sobre cosas que pueden estar pasando o que han pasado. Digamos, por ejemplo, que todavía estás tratando de procesar el final de una mala relación; un libro sobre una mala relación podría estar lo suficientemente lejos de tu ámbito personal como para darte algunas respuestas.

Comentarios

comentarios