Todos los idiomas que existen parecen transmitir la misma cantidad de información. Tras analizar 19 de los idiomas más utilizados, varios investigadores llegaron a la conclusión de que transmitimos información a unos 39 bits por segundo. ¿Hay una velocidad límite a la que podemos transmitir información ?

velocidad limite entender informacion

Según el estudio ‘Different languages, similar encoding efficiency: Comparable information rates across the human communicative niche’, todos los idiomas parecen haber evolucionado para optimizar la información que transmiten por segundo. Y parece que todos han tocado su máximo.

La teoría de la información

En 1948 Claude Shannon publicó la teoría de la información (information theory), ligada a las leyes matemáticas que establecen los “límites fundamentales del procesamiento de las señales y las operaciones de comunicación”, como era el caso de la compresión de la señal. La información de Shannon, o complejidad de la estructura, es una forma de analizar la señal… y por tanto los idiomas.

Las palabras son un modo de comprimir información y conceptos. Cuando alguien dice “árbol”, una palabra de dos sílabas en castellano, una en inglés (tree) y una en chino (树, /shù/), todos pensamos en el concepto de árbol. Este designa un ser vivo con hojas, tronco y raíces, enmarcado a su vez dentro de un ecosistema. “Árbol” no son solo dos tonos, es un concepto sintetizado.

La hipótesis Uniform Information Density

Hace años que la literatura científica sobre semántica y velocidad de transmisión de información apuntan a la hipótesis Uniform Information Density, que sugiere que un código eficiente (como un idioma) tiene una cantidad de información similar en cada símbolo.

velocidad hablar

Esto indica que frases igual de largas transmitirán la misma cantidad de información, y esta teoría no contradice ni la teoría de la información ni la Ley de Zipf. De hecho, las refuerza, dando más sílabas a palabras menos usados (Zipf) y dando más compresión a las más usadas.

De 4,8 a 8,0 bits por sílaba

Partiendo de esta base, si hacemos la media podemos asignar a cada sílaba una cierta cantidad de información. Así, las sílabas en euskera transmiten 4,8 bits/sílaba, mientras que el vietnamita casi duplica la cifra con 8,0 bits/sílabas. Pero no todos los símbolos y sonidos que los acompañan se dicen a la misma velocidad, y por eso la diferencia en sílabas se compensa en cada idioma.

¿A qué velocidad transmitimos?

La semántica es la rama de la lingüística que desentraña la codificación y decodificación de contenidos. Resulta evidente que 树 está mucho más codificado que tree, y ambos que ár-bol. Hace falta más tiempo para decir árbol en castellano que en inglés, y mucho más que en chino (/shì/). Pero, en términos medios analizando todo un idioma, todos se acercan bastante.

¿Por qué? Volvemos un segundo al chino y buscamos en un diccionario pinyin el sonido “/shù/”. Resulta que las palabras 术 (operación, método), 戍 (defender), 述 (relatar), 庶 (numeroso), 恕 (perdonar), 墅 (villa) y 树 (árbol) se pronuncian exactamente igual. Para evitar confusiones, los chinos han de agregar más sílabas  a /shù/, y algo similar ocurre con el inglés con el sonido de /tɹiː/.

velocidad transmision informacion hablar

Parece que la velocidad a la que hablamos, que en el estudio con el que habríamos han llamado SR (speech rate), y la información que transmitimos por segundo (IR, information rate) están bastante compensadas. Véase la velocidad del chino mandarín (CMN) y del español (SPA).

Nosotros hablamos más rápido porque nuestras sílabas transmiten menos información. Los chinos hablan más despacio porque su idioma es notablemente denso. Sin embargo, podemos decir que tanto el español como el chino se mueven en una horquilla de bits/s similar.

¿A qué se debe el límite de información?

Todo parece indicar que, sin importar el idioma en que hablamos, parece haber un límite a la información que podemos escuchar por segundo. Lo cual tiene sentido. Si el cerebro ha sido comparado con un ordenador que procesa información, es coherente pensar que ese ordenador tiene ciertos límites fijos definidos por al biología que no pueden ser superados.

Según investigaciones como la que comentamos da la impresión de que los idiomas, por muy diferentes que sean entre sí, evolucionan hasta alcanzar cierto umbral máximo, y luego cesan en su avance. El grueso de los idiomas se concentra entre 35 y 50 bits/s. Es posible que, de media, no podamos absorber más. De nada sirve hablar más rápido si el oyente no te entiende.

Esto plantea un reto importante. A lo largo del artículo hemos colocado un par de especies diferentes manteniendo cierta comunicación. Sabemos que los animales tienen un lenguaje pero, ¿es posible que este haya evolucionado con ellos hasta alcanzar el máximo de su complejidad para su cerebro? Ahí queda la pregunta. De ser positiva entender la complejidad de sus lenguajes nos daría una tabla de complejidad de sus cerebros.

Tu cerebro no distingue entre libro y audiolibro

Imágenes | Mihai SurduWynand van Poortvliet

Comentarios

comentarios