Metallica en un concierto en Londres, 2008 – Kreepin Deth (Fuente).

La Guerra Civil Española sin lugar a duda marcó el pasado y el presente de nuestro país. El conflicto bélico que tuvo lugar entre los años 1936 y 1939 dividió a España  en dos ideologías enfrentadas, dando lugar a la dictadura de Francisco Franco durante más de 40 años en el país. ¿Y qué tiene que ver Metallica en todo esto?

En 1984 la banda lanzó al mercado el disco Ride the Lightning, uno de los más reconocidos por la crítica y por los fans. Entre sus canciones más destacadas encontramos For whom the bell tolls, con una de las mejores intros no solo de Metallica, sino de toda la historia del metal. Realizada con 3 pistas del bajo eléctrico de Cliff Burton, que desde luego parecen una guitarra, y con un yunque para simular el sonido de las campanas, esta canción está muy relacionada con la historia de nuestro país.

Traducida al español como Por quién doblan las campanas,  quizás este título suene más familiar a los que no sean tan fans del género, pues hace referencia al clásico o escrito por Ernest Hemingway y que lleva el mismo nombre.

Hemingway, fue uno de los principales novelistas estadounidenses del siglo XX. El autor, que ya había participado en la I Guerra Mundial conduciendo ambulancias en Italia, participó activamente en la Guerra Civil española, siendo en primer lugar corresponsal de prensa y más adelante combatiente en las trincheras republicanas. Desde luego el autor supo aprovechar muy bien su experiencia en primera persona para escribir una de sus novelas más famosas, y es que Hemingway era un enamorado de nuestro país y sus tradiciones.

La historia que nos cuenta el libro es la estancia de un brigadista internacional experto en explosivos que tiene que convivir con un grupo de milicianos republicanos en la sierra de Segovia durante la Guerra Civil Española.

Hemingway, que destaca por su estilo crudo y realista, narra con gran objetividad la historia. Siendo considerando republicano durante toda su vida, no se corta a la hora de narrar los abusos o las muertes que este bando pudo causar. Tampoco trata de revestir a los protagonistas de héroes y, por supuesto, tampoco trata de hacernos creer que los republicanos las tienen todas consigo.

Y ahora que ya tenemos un poco de contexto, volvamos a Metallica. Su letra, que sabemos que hace referencia a esta novela por el título, en verdad podría hacer referencia a cualquier otra guerra, y es que Metallica nos tiene acostumbrados a esto. Sin ir más lejos, One nos habla de un hombre que quedó mutilado en la Primera Guerra Mundial.

La ofensiva de Segovia, que es el marco que envuelve tanto a la canción como al libro, queda muy bien reflejada. La operación consistía en que los milicianos republicanos defendiesen en la sierra la parte norte del país, que aún estaba en sus manos. Si nos imaginamos el momento y nos ponemos en la piel de los milicianos republicanos, armados únicamente con su fusil, podemos suponer qué pensaron al mirar al cielo y ver cómo se acercaban los aviones enemigos, facilitados por la Alemania Nazi. Take a look to the sky just before you die it is the last time you will (Mira al cielo justo antes de morir, es la última vez que lo harás). Estas frases tan lapidarias junto con el estilo trash de Metallica, reflejan a la perfección la agonía que tenía que suponer el perder la esperanza porque ya no queda nada más que hacer y peor aún, el estar a punto de morir.

¿Y morir por qué? Eso mismo se pregunta Metallica, For a hill, men would kill, why? They don’t know. (Un hombre mataría por una colina ¿Por qué? Ni ellos lo saben). Y es que recordemos que estamos hablando de una milicia, que normalmente son ciudadanos de a pie que luchan en una guerra por una misión superior a uno mismo, en este caso la causa republicana. Es fácil suponer que si eres un panadero y estás a punto de morir, no es descabellado pensar en si ha valido la pena o no.

Y esta es la historia que se esconde tras este éxito de Metallica. Desde luego, tanto el libro como la canción son una muy buena manera de que jóvenes de todos los países, y sobre todo de EEUU (donde Hemingway es una institución) se acerquen a Europa y a nuestro país y conozcan un poco más de su historia, con sus luces y sus sombras.

Comentarios

comentarios