Busto de Sócrates

En la sociedad en la que vivimos se cumple lo que Descartes decía: “El hombre no puede pensar más de una hora al día”.

La utilidad cotidiana del acto de filosofar es en gran medida indispensable. En todo momento los estímulos externos nos incentivan a pensar de una forma diseñada con anterioridad o comprar cualquier cosa por un deseo de sentirnos que pertenecemos a una sociedad que valora más las posesiones y lo que la vista puede percibir, olvidando así las preguntas más importantes: ¿Quién soy? ¿De donde vengo? ¿A dónde voy?

¿Que es la filosofía?

Conjunto de reflexiones sobre la esencia, las propiedades, las causas y los efectos de las cosas naturales, especialmente sobre el hombre y el universo. De la palabra griega φιλοσοφία ‘amor a la sabiduría’ derivado de φιλεῖν [fileîn] ‘amar’ y σοφία [sofía] ‘sabiduría’.

Yo diría que es el anhelo de entender lo que nos rodea y -a través de las preguntas- llegar a la verdad.

Sin embargo, no es solo preguntarnos sobre el por que de lo que desconocemos, sino preguntarnos los por ques de lo que creemos saber. Tiene más que ver con desmontar nuestras creencias que con conocer más y más, es meditar en lo que sabemos e indagar lo que no a un nivel profundo.

En la antigüedad existía una distinción entre los sabios y los filósofos… Los primeros poseían un grado de conocimiento y creían saberlo todo, los filósofos buscaban el conocimiento, querían ser sabios pero siempre surgían nuevas preguntas.

«Solo sé que no se nada» – Sócrates

Filosofía para gente común

A riesgo de equivocarme, puedo decir que la filosofía nace de preguntas que las personas comunes nos hacemos. Pero que por circunstancia de la vida dejamos de seguir al conejo blanco, las distracciones nos impiden responder a las cuestiones de mayor importancia.

Te pongo un ejemplo. Todos queremos ser felices, decimos que es el fin último del ser humano, pero, ¿que es la felicidad? Encontrar la felicidad sin saber lo que es, la broma del siglo.

Podríamos concluir que la filosofía no convierte en seres más críticos y capaces de afrontar los problemas de la vida.

La filosofía es difícil. Preguntarnos cosas desgasta nuestra energía mental; y en la actualidad se complica todo, ya que, la atención de un estudiante es de 8 segundos, un 12% menos que un carpín dorado (pez de colores).

Ni siquiera llegamos a la hora de pensamiento racional, el tiempo máximo que Descartes daba a las personas.

¿Qué puedes hacer? Empieza por reflexiones y responder esta pregunta…

Comentarios

comentarios