Casi desde que empezó la supuesta batalla entre libros impresos y digitales, ha habido intentos por unir y conciliar ambos formatos. En 2013 ya hablábamos de uno de esos intentos, un curioso libro híbrido de papel y libro electrónico titulado Electrobiblioteca. También se han hecho libros electrónicos que imitan al papel, y esto, gracias a la tecnología, es algo que cada vez está más cerca de ser una realidad.

Otro de esos libros es Blink, un nombre que nace de la unión de «book» y «link». El secreto de este libro, creado por Manolis Kelaidis del Royal College of Art de Londres, es que algunas partes del texto están impresas con tinta conductora, formando enlaces o botones. Eso permite que tanto el texto impreso, como las imágenes y los iconos se vinculen a páginas web, videos, documentos, música o software que brindan una experiencia multisensorial. De esta forma, se pueden realizar ciertas tareas en Internet como buscar una definición de una palabra en concreto o consultar una entrada de Wikipedia.

Cuando se toca una determinada palabra, si está enlazada, el dedo pondrá en marcha un circuito y el libro enviará una orden a un ordenador que esté cerca, conectado a través de un Bluetooth que está oculto en la contraportada. Otra posibilidad es que el libro sea completamente autónomo y que todos sus datos digitales, como sonidos o música, estén almacenados en un chip en la portada del libro y se reproduzcan a través de un altavoz o auriculares integrados.

Blink en realidad no es un libro en concreto, es una tecnología que permite publicar cualquier título o género. Permite publicar libros que ya existan y que se quieran enriquecer con contenidos digitales o títulos completamente nuevos y que se hayan pensado exclusivamente para este formato. En apariencia, estos libros son idénticos a los normales, ya que no tienen cables ni componentes plásticos, haciendo que la tecnología sea casi invisible y proporcionando una experiencia de lectura no intrusiva y multisensorial. La tecnología Blink hace posible crear un libro con los métodos tradicionales de impresión y encuadernación.

Comentarios

comentarios