Großes Stammbuch (Fuente).

Los libros de la amistad, también conocidos como Festgabe ‒término alemán que podría traducirse como «celebración en forma escrita»‒, es un tipo de documento que surgió en la cultura universitaria de Alemania en el siglo XVI y que servía para homenajear a una persona respetada, especialmente un académico, con aportaciones originales de colegas cercanos o de antiguos estudiantes. La primera publicación de este tipo de libros, de la mano del editor Gregor Ritzsch, tuvo lugar en Leipzig en 1640, para celebrar el bicentenario de la invención de la imprenta.

Un ejemplo sería el Große Stammbuch, el libro de la amistad del comerciante de arte y diplomático de Augsburgo Philipp Hainhofer, que viajó al norte de los Alpes comerciando con artículos de lujo. Mientras viajaba, gracias a su influencia política, Hainhofer consiguió reunir una impresionante colección de autógrafos. Dignatarios como el Gran Duque de Toscana Cosme I de Médici, el Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Rodolfo II o Cristián IV de Dinamarca agregaron sus nombres al álbum de Hainhofer. Cuando el marchante de arte murió en 1647, su colección de 227 páginas contenía las firmas de docenas de príncipes, reyes, generales y diplomáticos, así como unas cien ilustraciones. Un libro que ha sido adquirido recientemente por la Herzog August Bibliothek (HAB) de Alemania, una de las bibliotecas más antiguas del mundo, por 2,8 millones de euros.

Otro interesante libro de la amistad es el de Joannes Carolus Erlenwein iniciando cuando ingresó al seminario jesuita en Fulda en 1614. Este libro libro contiene trece imágenes en acuarela y cincuenta y cinco escudos heráldicos pintados, todos acompañados de dedicatorias personales de amigos y familiares. En las pinturas vemos imágenes de su hogar, de él cazando, jugando con amigos o incluso rescatando damiselas en peligro. Todas ellas brindan una visión íntima de su mundo.

Según Lynley Anne Herbert, conservador de libros raros y manuscritos del Museo de Arte Walters en Baltimore, a lo largo del siglo XVII este tipo de documentos llegaron a convirtiéndose en una especie de red social utilizada por personas de todas las profesiones y etapas de la vida, casi en una especie de Facebook de la época. Y es que con frecuencia estos libros, que se elaboraban durante décadas, reunieron firmas y testimonios de cuantos rodearon a sus protagonistas, en ocasiones de toda clase de personalidades de la época, transformándose en un testimonio de sus relaciones y ofreciendo una imagen de quiénes eran a través de las personas con las que se reunían. Algo que sin duda resultará familiar a cualquier usuario que haya frecuentado la popular red social de Mark Zuckerberg.

Comentarios

comentarios