Amnistía Internacional

Amnistía Internacional

   A través de la bitácora de José Ángel García he descubierto he conflicto que se está desarrollando entre Amnistía Internacional y el Gobierno de España desde hace ocho meses a causa de un polémico anuncio, que bajo mi punto de vista tampoco lo es tanto. El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha prohibido su emisión al considerarlo como publicidad política, por lo que de ser emitido por alguna cadena, ésta se enfrentaría a multas de hasta 300.000 euros ─es bueno saborlo en estas fechas, ya que la publicidad política únicamente está permitida a los partidos en periodo electoral─. El Ministerio además determina que el objetivo primordial del spot no es defender ciertos derechos humanos, sino atacar a determinados dirigentes que los infringen, de forma al generar controversia niega que pueda tener una finalidad pública.

   Ha sido precisamente la polémica suscitada lo que ha dado relevancia a un anuncio, que a pesar de ser hermoso y profundamente crítico ─en la línea de Amnistía Internacional─, seguramente no hubiera llamado tanto la atención. En menos de un minuto una voz en off  lee artículos de la Declaración Universal de Derechos Humanos, mientras se acompaña con imágenes que hacen reflexionar sobre el grado de cumplimiento de estos derechos humanos por parte de ciertos dirigentes políticos. Controvertido en cierta medida, tal vez, pero para nada escandaloso ni alejado de la realidad. En realidad, lo flagrante no es tanto el anuncio en sí como la prohibición del Gobierno, que tiene sospechosos visos de censura.

   En algún lugar he leído que la controversia es una estrategia publicitaria de Amnistía Internacional para distribuir el spot de forma viral por Internet, vía alternativa a la televisión que potencialmente tiene un inmenso poder de difusión. Quizá sea cierto en parte, pero como estoy de acuerdo con el mensaje que se transmite ─y de acuerdo con Amnistía Internacional en general─ no me importa entrar a formar parte de ese posible juego publicitario y ofrezco mi espacio para promocionar el anuncio. Así mismo, le pido a cualquier persona que haya visto el anuncio que lo difunda como considere oportuno.

Amnistía Internacional

Comentarios

comentarios