Me caes fatal, pero te respeto

Ay por dios, qué bonita sería la vida… ¡Qué bonita! Se me inflama el pecho de alegría cada vez que lo pienso. Imaginemos, por un … Sigue leyendo Me caes fatal, pero te respeto