Imagen vía Pixabay.

Las bibliotecas son centros de conocimiento y aprendizaje. Albergan todos los libros del mundo, y obras en otros formatos, incluyendo carteles, mapas, películas, CDs, cintas de vídeo, DVDs, discos Blu-ray, mapas, libros electrónicos, audiolibros o bases de datos. Las primeras bibliotecas surgieron poco después de que las primeras civilizaciones comenzaran a llevar registros escritos. Esas primeras bibliotecas, que datan aproximadamente del 2500 a.C., servían para almacenar tablillas de arcilla. Si bien casi todas ellas han sido destruidas, varias obras completas y fragmentos de sus colecciones han conseguido sobrevivir.

Biblioteca Al-Qarawiyyin

Año de creación: 859 d.C.

Ubicación: Fex, Marruecos

En funcionamiento:

El hecho de que sea la biblioteca en funcionamiento más antigua que existe ha llevado a pensar que es la más antigua del mundo. La biblioteca Al-Qarawiyyin forma parte de una de las universidades más antiguas del mundo y se abrió por primera vez en el 859 a.C. Fue fundada por Fatima al-Fihri, la hija de un rico comerciante tunecino, que también fundó la Mezquita Qarawiyyin y la Universidad Qarawiyyin. Debido a lo dañada que se encuentra, durante las últimas décadas, la mayor parte de la biblioteca ha estado cerrada al público, a excepción de algunos académicos y estudiantes de la universidad. En el año 2012, el Ministerio de Cultura de Marruecos se puso en contacto con Aziza Chaouni, una ingeniera y arquitecta de Toronto, pero originaria de Fez, para evaluar los daños de la biblioteca. Chaouni descubrió que había partes en las que la madera se estaba pudriendo debido a que bajo el edificio circula un río. Desde entonces la biblioteca ha sufrido importantes remodelaciones y se abrió al público en 2017.

Biblioteca del monasterio de Santa Catalina

Año de creación: entre el 548 y el 565 d.C.

Ubicación: Sinai, Egipto

En funcionamiento:

Ubicado al pie del legendario Monte Sinaí, el monasterio de Santa Catalina es Patrimonio Mundial de la UNESCO y uno de los monasterios cristianos en funcionamiento más antiguos del mundo. Debido a esto, tiene la segunda colección más grande de manuscritos y códices antiguos, justo después de la de Ciudad del Vaticano. La biblioteca alberga textos únicos e importantes, como el siríaco Sinaiticus y, hasta 1859, el Codex Sinaiticus, la Biblia completa más antigua conocida y que data de alrededor del 345 d.C. Desde hace algunos años la Biblioteca de la Universidad de California comenzó a difundir unas 1.100 copias de manuscritos únicos en siríaco y en árabe.

Biblioteca Imperial de Constantinopla

Año de creación: entre el 337 y el 361 d.C.

Ubicación: Constantinopla, Imperio Bizantino (actual Turquía)

En funcionamiento: No, destruida en el 1204

La Biblioteca Imperial de Constantinopla fue la última gran biblioteca del mundo antiguo. Fue fundada por Constancio II en algún momento de su reinado, entre el 337 y el 361 d.C. La biblioteca estaba pensada para albergar obras de la literatura griega que habían sobrevivido y los restos de la Biblioteca de Alejandría. Después de Constancio II, el emperador Valente contrató a cuatro calígrafos griegos y tres latinos para hacer copias de las obras griegas en pergamino, que duraban más que el papiro. Casi todos los clásicos griegos que se conocen hoy en día provienen de copias bizantinas de esta biblioteca. Fue parcialmente destruida por varios incendios y se perdieron miles de volúmenes. Sin embargo, muchos de ellos consiguieron ser salvados y se volvieron a copiar. Después de la caída de Constantinopla en el 1204 la biblioteca se desmanteló, aunque algunos de los textos que guardaba han sobrevivido y se han ido recuperando en los siglos posteriores.

Biblioteca Teológica de Cesarea Marítima

Año de creación: finales del siglo III d.C.

Ubicación: Cesarea, Israel

En funcionamiento: No

Fue la biblioteca eclesiástica más grande su época, con más de 30.000 manuscritos cristianos. Los principales patrocinadores de la biblioteca y que ayudaron a lograr su gran colección fueron los coleccionistas de libros cristianos Orígenes de Alejandría, un erudito helenístico, asceta y teólogo cristiano primitivo y el erudito Pánfilo de Cesarea. Llegó a ser tan famosa que varios eruditos cristianos de otras partes del mundo viajaron hasta ella para estudiar allí, como Gregorio Nacianceno o Basilio el Grande. Varias obras valiosísimas se perdieron después de que dejara de funcionar en el siglo VII d.C. Algunos de los tesoros que albergaba era el Evangelio según los hebreos y la copia personal de Orígenes de la Hexapla, que era una edición crítica de la Biblia hebrea.

Biblioteca de Pérgamo

Año de creación: alrededor del 197 a.C.

Ubicación: Pérgamo, Turquía

En funcionamiento: No

La antigua ciudad griega de Pérgamo fue un importante centro cultural del mundo antiguo, a la altura de Alejandría y Antioquía. Al igual que Alejandría, Pérgamo tenía una gran biblioteca, que era la segunda mejor de la antigua Grecia después de la de Alejandría. Según los escritos de Plutarco, la Biblioteca de Pérgamo tenía unos 200.000 volúmenes. Por desgracia, hoy en día no existe ningún índice o catálogo, por lo que es imposible conocer la magnitud exacta de la colección. Según una leyenda, en esta ciudad se inventó el pergamino, cuyo término proviene de la palabra pergamenos, que significa «de Pérgamo». Sin embargo, se trata solo de un mito, ya que está demostrado que el pergamino ya se usaba en Anatolia mucho antes de que se creara la ciudad. En cualquier caso, la conexión entre palabras nos hace ver la importancia de la biblioteca en la producción y almacenaje de pergaminos, en lugar de papiros.

Biblioteca de Alejandría

Año de creación: siglo III a.C.

Ubicación: Alejandría, Egipto

En funcionamiento: No, fue destruida

Es la biblioteca más grande y conocida del mundo antiguo. Estaba ubicada en la ciudad de Alejandría, en el antiguo Egipto, que era el principal centro económico, cultural e intelectual del mundo en ese momento. Se cree que Alejandro Magno fundó Alejandría y que para crear la biblioteca de la ciudad se inspiró en la Biblioteca Real de Ashurbanipal. Quería recopilar las obras de los territorios que iba conquistando, traducirlas al griego y almacenarlas en su biblioteca. Aunque no vivió lo suficiente como para ver su sueño hecho realidad, Ptolomeo, que era uno de sus grandes generales, comenzó a construir la biblioteca alrededor del siglo III. La Biblioteca de Alejandría es famosa por recopilar todo el conocimiento que se tenía del mundo en ese momento, traduciendo las obras en rollos de papiro. Floreció hasta la conquista romana de Egipto en el año 30 a.C., cuando fue incendiada, perdiéndose miles de pergaminos.

Biblioteca Real de Asurbanipal

Año de creación: aproximadamente en el 668 a.C.

Ubicación: antigua Nínive, capital de Asiria (cerca de la actual Mosul, Irak)

En funcionamiento: No, está en ruinas, aunque han sobrevivido más de 30.000 tablillas y fragmentos en arcilla

Antes del descubrimiento de bibliotecas más antiguas a principios del siglo XX, la Biblioteca Real de Asurbanipal era considerada como la primera y más antigua biblioteca real del mundo. Ahora sabemos, sin embargo, que las había más antiguas, pero tiene el honor de ser una de las primeras en organizar de forma sistemática sus colecciones. La biblioteca recibió ese nombre debido al último gran rey del Imperio Neo-Asirio. Cuando su imperio se estabilizó, Asurbanipal construyó la biblioteca y la llenó de textos que cubrían una amplia gama de temas, incluyendo la medicina, la mitología, la magia, la ciencia, la poesía o la geografía. El texto más famoso que albergó, y que ha sobrevivido en su mayor parte intacto, es la epopeya de Gilgamesh, una tablilla que se considera como la primera gran obra literaria que se conserva.

Biblioteca Ugarit

Año de creación: entre el 1400 y el 1200 a.C.

Ubicación: Siria

En funcionamiento: No, en ruinas, pero han sobrevivido miles de tablillas y fragmentos en arcilla

Cuando los archivos de Ugarit fueron descubiertos en 1929, los arqueólogos encontraron más de una biblioteca. Las miles de tablillas de arcilla que se descubrieron revelaron una biblioteca palaciega, una biblioteca religiosa y dos bibliotecas privadas, una de ellas perteneciente a un diplomático llamado Rapanu. Esas dos bibliotecas privadas eran únicas en el mundo en ese momento y se consideran dos de las primeras bibliotecas creadas para uso privado y personal. Contenían textos diplomáticos, legales, económicos, administrativos, escolásticos, literarios y religiosos. En los documentos que albergaba se utilizaron al menos siete escrituras diferentes, incluyendo jeroglíficos egipcios, cuneiforme, sumerio, acadio, hurrita y ugarítico. Este último es un alfabeto desarrollado por los escribas de la ciudad alrededor del año 1400 a.C., con treinta letras que correspondían con los sonidos. El alfabeto ugarítico está considerado como el primero de la historia.

Biblioteca Eba

Año de creación: entre el 2500 y el 2250 a.C.

Ubicación: cerca de Mardikh, Siria

En funcionamiento: No, en ruinas, pero han sobrevivido unas 2000 de tablillas de arcilla completas y 4700 fragmentos en tabletas

Se cree que esta biblioteca es la más antigua del mundo. Fue descubierta entre 1974 y 1976 por aqueólogos italianos de la Universidad de Roma La Sapienza. Encontraron unas 2000 tablillas completas, que varían en tamaño, y unos 4000 fragmentos. Es la colección de textos más grande encontrada en el tercer milenio ante de Cristo. A diferencia de otros archivos antiguos, parece que las tabletas de la biblioteca de Ebla fueron ordenadas y clasificadas con algún criterio. Los arqueólogos pudieron reconstruir las posiciones originales de muchas de las tabillas y descubrieron una organización según temas, tamaño, forma y contenido. También se descubrió una transcripción de textos a idiomas extranjeros.

Comentarios

comentarios