Parte del crecimiento personal implica que una persona aprenda a resolver sus problemas, y para lograrlo muchos recurren a libros de autoayuda. Este tipo de bibliografía se ha convertido en una herramienta esencial en la vida de una gran cantidad de personas en todo el mundo. No hay que negar que hay a quien le viene bien, aunque no es útil en todos los casos.

Aunque se crea que están relacionados con psicología, realmente no se clasifican dentro de este grupo. Si bien algunos pueden estar escritos por profesionales en el área, la realidad es que la mayoría no. Pero si son útiles para determinados problemas. Por lo que debes explorar distintas opciones para determinar cuál es el más adecuado a la hora de tener en cuenta.

¿Qué son los libros de autoayuda?

Para que entiendas mejor en qué consisten estos libros, primero es necesario conocer el significado de autoayuda. Este término hace referencia a la capacidad de una persona para resolver y superar sus propias situaciones y problemas. Además, es responsable de su bienestar a nivel físico y psicológico.

Teniendo en cuenta esto, diversos autores de diferentes ámbitos se han enfocado en escribir libros de autoayuda. Su contenido busca instruir a las personas para que sean capaces de hacerse cargo de sí mismas. Y a la vez, podrán resolver cada uno de sus problemas sin ayuda de terceros. Existe una gran diversidad de estos libros en el mercado, y cada uno escrito desde distintas perspectivas. Sobre todo abundan los religiosos que están basados en algún tipo de creencia.

Son muchas las situaciones que pueden interferir en la estabilidad de la vida de una persona, hasta el punto de influir bastante en la autoestima. Muchos lo resuelven acudiendo a un profesional de la psicología. Sin embargo, dependiendo de la magnitud del problema, es posible recurrir o complementar también con algún libro de autoayuda.

En mi experiencia profesional como psicólogo en Málaga he visto a muchas personas dependientes de estos libros, creyendo en generalidades que les han acabado perjudicando en su día a día. Considero que algunos de los libros de autoayuda sirven como recurso y complemento al acompañamiento que hace el psicólogo.

Su popularidad ha logrado que puedan encontrarse en casi cualquier espacio, por lo que no resulta muy complicado encontrar uno para cada situación. Desde las propias plataformas digitales es posible acceder ellos. No obstante, hay que tener en cuenta que no son la panacea, ya que no resultan eficaces para todas las personas ni para la mayoría de circunstancias. Desde luego, son un primer paso para lograr una solución, solo se debe escoger una temática acorde a la situación. No solo se trata del contenido, sino que resulte atractivo y motivador para el lector, ya que de él va a depender el esfuerzo, el compromiso y la voluntad para dar solución a su dificultad.

¿Cómo elegir un buen libro de autoayuda?

Muchos títulos de libros de autoayuda hacen referencia a una solución milagro a todos los problemas. Pero esto no significa que realmente sean de gran ayuda. Algunos de estos empeoran la situación, haciendo indispensable la intervención de un especialista. Por lo que es necesario analizar las claves para encontrar contenido de calidad. De esta manera, se tiene que evitar:

  • Negación de la realidad: algunos textos buscan forzar la estabilidad emocional de la persona. Minimizando así la magnitud de la situación. Sus consejos van dirigidos a mantenerse siempre feliz ante todo pronóstico. No tienen en consideración que es normal (y saludable) sentir la diversidad de sentimientos además de la felicidad. Lo mejor es buscar contenidos dirigidos a mantener el control y asumir la gravedad de cada problema.

  • Refuerza la autoculpabilidad: hacer sentir culpable al lector por su estado emocional lo afecta directamente, y lo aleja de encontrar la solución. Toda persona tiene derecho a sentirse mal, aunque lo ideal es no sumirse en este sentimiento. Esto no es una limitación para su vida, es parte del proceso de aprendizaje, y del autoconocimiento. A la larga, será capaz de controlar sus emociones, evitando que le afecten negativamente.

  • Simplificar todos los problemas: la gravedad de una situación también depende de quien la padece. Ver los resultados de un proceso de autoayuda no es inmediato, por lo que se necesita ser paciente. Algunos libros generalizan todas las situaciones, mostrando que es igual para cada persona, ofreciendo una solución genérica. Sin embargo, esto puede ser contraproducente en algunos casos, agravando el problema. La solución debe ser personalizada, y que sea acorde a cada individuo.

  • Presentación del libro: no existen las soluciones milagrosas Y algunos autores se aprovechan de la vulnerabilidad de las personas para aumentar sus ventas. La autoayuda es un proceso que muestra resultados de manera paulatina. Si se hace referencia a un cambio de vida rápido, se debe evitar este libro.

Estos cuatro puntos son claves para evitar escoger algún libro con contenido inútil. Sin embargo, otro detalle a tener en cuenta es conocer al autor. Esto permitirá tener seguridad de que es un libro realmente efectivo. El uso de los libros de autoayuda es limitado, ya que la mayor parte del esfuerzo va de la mano del lector. Se recomienda interpretar adecuadamente los mensajes transmitidos a través del texto para que se convierta en una herramienta útil y efectiva.

Comentarios

comentarios