Sobre la portada del libro se lee que es “la mejor antología de ciencia ficción de los últimos 20 años”. Ha pasado una década desde la impresión de este ejemplar de ‘Axiomático’ (1995) de Greg Egan, y hoy me atrevo a decir que, si no es la mejor antología de ciencia ficción occidental (asiática excluida), de los últimos 30 años, sin duda se encuentra en el TOP 5. Hay libros que envejecen bien.

Resulta fascinante descubrir el talento para la filosofía transhumanista derivada de una innovación que aún no ha llegado (pero puede que lo haga) que posee este autor conocido a nivel mundial. En esta recopilación de relatos escritos entre 1989 y 1992, más dos que solo aparecen en este libro, el análisis de las consecuencias psicológicas de la tecnología es una constante.

axiomatico greg egan resena

Aunque, como destaca Sergio Mars, escritor de relatos que cierra el libro con el epílogo ‘Hacia el Transhomo sapiens: introducción a la filosofía transhumana de Greg Egans a partir de «Axiomático»’, el análisis que realiza el autor con esta colección de relatos va mucho más allá del “atávico miedo a lo desconocido”, interpretando toda innovación lejos del patrón blanco/negro y desplazándolo hacia una escala de grises más realista.

El autor bebe de la ciencia ficción clásica, por lo que aunque las respuestas (siempre desde la perspectiva de los protagonistas) sean diferentes, las preguntas son muy similares a las planteadas por otros autores en obras previas. Por ejemplo, se pregunta qué hace humano al ser humano con relatos sobre clones, manipulación genética o robotización de la mente.

¿Un sistema que se comporta exactamente como lo haría una persona determinada es esa persona? Con esta cuestión Greg escribe relatos de secuestros de personas virtuales, se plantea en qué momento un sistema electrónico que imite a determinada persona se convierte en ella, o cuáles de los valores que nos definen son en realidad nuestros.

Un libro que trasciende las cuestiones éticas para derribar con un mazo cualquier concepción moral conocida. Porque si en la actualidad nos planteamos dilemas como ‘¿Llevarías durante dos años en tu matriz el cerebro comatoso de tu marido para salvarle la vida tras un accidente de tren, si al precio a pagar se suma el vientre de alquiler del clon que albergará en unos años su cerebro?’, difícilmente obtendremos una respuesta clara. Esta tecnología aún no existe.

¿Fusionarías tu cerebro electrónico e inmortal al de tu pareja con el objetivo de conoceros mejor? De nuevo, la respuesta es tan hipotética como la pregunta, pero no deja de resultar fascinante y enseñarnos tanto la una como la otra aspectos fundamentales sobre la realidad del presente. El tipo de futuro al que viajamos depende del tipo de cuestiones que deben hacerse las personas que hoy trabajan en la punta de flecha del desarrollo tecnológico.

¿Hay límites a la manipulación genética de personas? ¿Puede un virus de laboratorio destruir la humanidad? ¿Cambiarían tus decisiones si pudieses leer desde que tienes uso de razón y capacidad lectora el diario que escribirás durante toda tu vida? ¿Qué ocurriría si las creencias personales fuesen tan fáciles de intercambiar como estar junto a otra persona?

En ‘Axiomático’, Greg Egan trata aspectos transhumanistas como la biotecnología, la ciborguización, la pérdida de valores religiosos tradicionales, la inmortalidad a través de las copias, la manipulación de recuerdos y creencias mediante chips, la viabilidad de comunicación con extraterrestres o las relaciones familiares cuando hay clones de por medio.

Comentarios

comentarios