Ana Frank. La biografía gráfica de Sid Jacobson y Ernie Colón

Pocas personas, por no decir nadie, no saben quién es o no han oído hablar de Ana Frank. En sus diarios dejó testimonio de un drama que trasciende lo personal para elevarse hasta lo universal y formar parte de la historia del Holocausto y de la Segunda Guerra Mundial. La mayor parte de lo que conocemos sobre esta joven que empezó a tomar notas de cuanto le rodeaba y le preocupaba lo sabemos sobre todo a partir de lo que dejó escrito. Una información que nos da una radiografía de su personalidad, más aún si se complementa con los testimonios de aquellos que la trataron. Algunos son los autores que se han encargado de organizar todos esos datos para darles forma de biografía, como puede ser el libro de Miguel Ángel Álvarez Pérez, Ana Frank. Libre para soñar, pero pocos acercamientos a la icónica figura de la joven judía tienen la originalidad del plantado por Sid Jacobson y Ernie Colón, que se atrevieron a hacerlo mediante una novela gráfica.

Ana Frank. La biografía gráfica es un ambicioso proyecto puesto en marcha con la colaboración de la casa de Ana Frank que muestra la vida de la joven Ana desde una perspectiva atractiva y novedosa. El libro, dividido en diez capítulos, pretende abarcar la totalidad de la existencia de Ana Frank, desde sus antecedentes familiares hasta su legado inmortal. Es por eso que en el primero y en el último capítulo, la adolescente no aparece. En el primero conocemos la historia de sus padres, Otto y Edith, y además se incluye un árbol genealógico de ambas familias, mientras que el último tiene lugar después de que Ana muriera por tifus en el campo de Bergen-Belsen y muestra la lucha de su padre por darle a los diarios el reconocimiento que merecían, así como la creación de la fundación Ana Frank para mantener viva la llama de su hija.

En el segundo capítulo tiene lugar el nacimiento de Ana y durante los siguientes tres capítulos asistimos al auge y expansión del nazismo por Alemania y Europa, así como el intento de los Frank por escapar de la barbarie que se iba avecinando. La parte de los capítulos desde el número seis al ocho correspondería, propiamente, a los diarios que escribió Ana, es decir, se relata el periodo en el que se vio obligada a vivir confinada con su familia y cuatro personas más en la casa de atrás. Una visión muy diferente pero complementaria a ese momento es la que Ari Folman y David Polonsky se atrevieron a dar adaptando el diario de Ana Frank al formato de novela gráfica. Distinta porque, siendo ambas muy rigurosas, la versión de Folman y Polonsky tiene más concesiones al humor y a la imaginación, mientras que el planteamiento de la biografía de Jacobson y Colón es mucho más serio, tanto en el guion como en el tipo de dibujo. Especialmente duro es el penúltimo capítulo, en el que asistimos al progresivo exterminio de todos los inquilinos de la casa de atrás, a excepción de Otto Frank.

Para documentarse Jacobson y Colón han trabajado con una gran diversidad de fuentes, muchas de las cuales aparecen directamente citadas en la novela. Vemos frases recogidas literalmente no solo del diario de Ana Frank, sino de entrevistas, de cartas o de diarios de otras personas que la conocieron, fundamentalmente de su padre. La biografía personal de Ana Frank se complementa además de una serie de viñetas que aparecen de cuando en cuando y que bajo el título de «Instantánea» nos muestran momentos clave en la ascensión del nazismo. Es como si pudiéramos contemplar como la barbarie que está por llegar fuera preparándose, de forma paralela, a la historia de la joven. Cada uno de estas viñetas dan cuenta, de forma precisa, qué estaba pasando en la Alemania de ese momento.

Como complemento, el libro contiene además una tabla con un resumen cronológico de los acontecimientos más importantes, tanto en la vida de Ana Frank como en la historia de Alemania y del nazismo, y una interesante lista de lecturas recomendadas si se quiere seguir profundizando en el tema. El resultado: un acercamiento a la figura de Ana Frank como nunca antes se había hecho y que es la prueba palpable de que este formato permite abordar temas con la rigurosidad y la seriedad de un ensayo.

Comentarios

comentarios