Un joven de 40 años se levanta de la cama casi de madrugada. Enérgico, se salta el desayuno y empieza a ensayar la reunión sobre su ascenso para la que quedan unas horas. A pocos metros de distancia, un vecino al que dobla la edad ha parado tres veces el despertador, exprimiendo el placer momentáneo y temporal de arroparse bajo la manta. Aunque no lo sepan, ambos comportamientos tienen algo en común: la dopamina. Viven gobernados por su exceso y falta.

dopamina portada reseña

Dopamina‘ (2021), de Daniel Z. Lieberman y Michael E. Long —traducido por María Eugenia Santa Coloma y corregido por Jaime Moreno Delgado— es un libro de divulgación curioso sobre el papel de la dopamina en nuestras vidas. Puede que el lector piense que su libre albedrío es incuestionable, pero esta pequeña molécula influye en prácticamente todos los aspectos de nuestra existencia: está detrás de la lucha de nuestros ancestros por sobrevivir y en la fractura social en el eje político izquierda/derecha.

«Para la dopamina lo importante es conseguir algo, cualquier cosa, con tal de que sea nueva», lo que induce a personas muy dopaminérgicas (con mucha dopamina ‘natural’ o a través de medicación) a comportarse de un modo que podríamos clasificar como liberal (de izquierdas). Y a las menos dopaminérgicas, a mantenerse en una posición conservadora (de derechas). Un eje que puede modificarse fácilmente con experimentos que liberan dopamina o la reducen.

Para hacerse entender en un asunto tan complejo, los autores usan tres registros diferentes al abordar el texto bajo tres perspectivas distintas: por un lado el clásico texto de ensayo en el que avanzan en contenido técnico; por otro notas largas con situaciones puntuales, estudios o apartes que aportan datos al texto, en sombreado; y como tercer registro varias narraciones sobre personajes que se ven influidos (sin saberlo) por la dopamina. Es con estos últimos con los que el lector puede sentirse identificado en muchos casos.

dopamina libros reseña

La actividad dopaminérgica es compleja. Según los autores, «la dopamina, un neurotransmisor, es la fuente del deseo (a través del circuito del deseo) y la tenacidad (a través del circuito del control); la pasión que señala el camino y la fuerza de voluntad que nos lleva hasta allí.« Un exceso de dopamina puede ayudarte a centrarte y a conseguir grandes metas en la vida, incluso si esta dopamina está inducida por anfetaminas (en perjuicio de tu salud, por supuesto).

Una mayor dosis de dopamina te convierte en una persona creativa, y un poco más en alguien con perfil TDAH. Algo más puede conducirte directamente a la esquizofrenia, la psicosis o a escuchar voces extraterrestres o de Dios. El equilibrio de los circuitos de dopamina es delicado. Las consecuencias de un mal ajuste de nacimiento encajan en un surtido número de cuadros psiquiátricos, como no ser capaz de crear modelos mentales para objetos conocidos.

Es interesante cómo la dopamina se alinea e incluso influye en nuestras visiones políticas. ¿Por qué los liberales [en España y Latinoamérica, la gente de izquierdas] son más dopaminérgicos que los conservadores? Bajos niveles de dopamina están relacionados con la aversión al cambio y con valores ‘familiares’; mientras que altos niveles de dopamina se relacionan con optimismo ante el cambio y pensamiento a largo plazo.

Quizá ‘tus’ valores no sean tuyos, sino del equilibrio dopaminérgico de su cuerpo, relación que puede elevarse a asuntos como el amor, la búsqueda del placer inmediato, los planes de futuro, el dominio que tienes sobre las demás personas o ellas sobre ti, tu creatividad y locura, o la forma en que valoras el progreso científico y temes el cambio, por poner algunos ejemplos.

La dopamina es una sustancia interesante. Nos ha traído a donde estamos a base de exploración, pero también podría empujarnos al precipicio. «Desde el punto de vista de la dopamina, tener cosas no es interesante. Lo único que importa es conseguirlas» porque «el lema de la dopamina es «más»», una estrategia que vino bien hace milenios pero que ahora está consumiendo el planeta bajo nuestro peso. Desde mi punto de vista, ‘Dopamina‘ es un libro altamente recomendable.

Comentarios

comentarios