William Shakespeare.

William Shakespeare, o el Bardo Inmortal, es el autor teatral más importante de todos los tiempos. Él mismo es el responsable incluso de crear palabras que siguen en uso en el inglés contemporáneo.

A día de hoy, sus obras se siguen representando en todo el mundo. Grandes de la actuación se pelean por interpretar sus personajes. Además, también se han adaptado en numerosas ocasiones a la gran pantalla. A continuación te presentamos cinco de las más importantes.

Romeo y Julieta

Romeo y Julieta es la historia de amor más famosa jamás contada. Se escribió alrededor de 1595 y todavía se sigue adaptando y representado en formatos contemporáneos.

La historia tiene lugar en la ciudad italiana de Verona, donde dos familias nobles están enfrentadas: los Montesco (Romeo) y los Capuleto (Julieta). Ambas luchan por evitar que sus hijos se enamoren, pero… Os dejamos con la incógnita de qué pasará, por si aún no lo sabéis.

El Mercader de Venecia

Esta comedia escrita en torno al año 1596 está divida en cinco actos y sucede en Inglaterra, a pesar de la caracterización italiana.

El protagonista pide un préstamo a un mercader judío y le promete una libra de carne como pago si no lo devuelve. El tema principal de la obra es la disparidad entre la realidad y las apariencias: cada persona se muestra como quiere que la vean, no como realmente es.

Hamlet

Hamlet es considerada la mejor obra de teatro jamás escrita. Se cree que se publicó en 1601 y es la obra más larga de Shakespeare.

La historia gira en torno a la familia y la venganza. Esta tragedia nos muestra personajes humanos, llenos de fallos y motivos egoístas. El protagonista, Hamlet, es complejo e indeciso, como todos nosotros. Sus personajes te atrapan y hacen que no puedas parar de leer hasta llegar al final.

Otelo

Otelo se publicó alrededor de 1603 y es una obra dramática centrada en los celos. El general veneciano Otelo se casó con Desdémona, la hija de un rico veneciano. Otelo se va a vivir con ella a Chipre, pero uno de sus subordinados, Yago, quiere destruirle. Para ello se alía con Rodrigo, el cual está enamorado de Desdémona.

La obra muestra hasta dónde es capaz de llegar el ser humano a causa de los celos y la envidia. Su lectura probablemente te impacte, así que al terminar te recomendamos relajarte jugando a unos juegos en Platin Casino online.

El Rey Lear

Esta obra fue representada por primera vez en 1604 y ahora el papel del rey es uno de los más cotizados en el mundo teatral.

La trama gira en torno a la ingratitud de los hijos al padre, la vejez, mortalidad y la locura. El Rey Lear pone a sus tres hijas a prueba para cerciorarse de que su reino quedará en buenas manos, pero éstas le abandonan. Al presenciar este abandono, se siente amenazado por ellas y cae en la desesperación y la locura.

Conclusión

Las obras de Shakespeare han sido un referente para la literatura, el teatro y el cine desde su aparición. A día de hoy siguen influyendo en multitud de obras, y artistas de todo el mundo se sirven de ellas como inspiración.

Más allá de estos cinco títulos, existen otros muchos que no te deberías perder, como Macbeth, La Tempestad o Ricardo III. Las adaptaciones cinematográficas recientes de las obras del bardo han tenido una calidad altísima, pero el teatro sigue siendo la mejor opción para disfrutarlas.

No te cierres a estas obras maestras por su antigüedad: merecen la pena.

Comentarios

comentarios