La experiencia es una de las fuentes de inspiración más poderosas que existen pero, además, la única inevitable. Independientemente de que exista una intencionalidad directa de por parte del autor para utilizarla como recurso a la hora de trabajar sobre su obra, la experiencia vital y el contexto social en el que ha crecido acaban influyendo inevitablemente durante el proceso creativo. En muchas ocasiones, la base experiencial únicamente sirve como contexto o una pincelada vaga que, aunque pueda ser relativamente invisible, acaba proporcionando el sentido interno del relato y dotándolo de verosimilitud.

Casi 50 años después de su publicación, El Señor de los Anillos fue nombrado el Mejor Libro del Milenio y, poco después, su trilogía en el universo del cine se traduciría en uno de los fenómenos más taquilleros de la historia de la ficción logrando recaudar más de 6.000 millones de dólares.

Aún en la actualidad, 68 años después de que La Comunidad del Anillo apareciese en las librerías por primera vez, el universo de J.R.R. Tolkien sigue manteniendo en vilo a las nuevas generaciones. Pero, ¿qué fue lo que inspiró al autor para crear la que, posiblemente, sea una de las mejores obras de la literatura universal?

Los estudiosos de Tolkien identifican una gran variedad de fuentes que probablemente sirvieron como germen del relato. La revolución industrial, Sarehole como germen de la Comarca, la orfandad del escritor, las lenguas antiguas o el poema épico germano del siglo XIII El Cantar de los Nibelungos. Sin embargo, aunque Tolkien negó haber construído cualquier tipo de alegoría sobre eventos históricos, los paralelismos que existen entre la Segunda Guerra Mundial y la trama del Señor Oscuro son bastante remarcables.

De hecho, su hijo Christopher sirvió en las fuerzas aéreas inglesas durante la contienda y el autor vivió con especial horror lo que supuso el ascenso del nazismo. Además, a mediados de la década de los años 50, cuando la obra se publicó, se hizo muy popular la teoría de que Saruman estaba inspirado en Adolf Hitler.

Según parece, la relación entre acontecimientos históricos militares y el universo de Tolkien, continuará siendo una constante. En este caso, tendrá un vínculo directo con la Guerra Civil Española. Al menos, así lo han revelado algunos de sus nuevos creadores.

La Guerra Civil Española servirá de inspiración a Los Anillos de Poder

La serie de Los Anillos de Poder es una de las producciones más esperadas del año y, todo apunta a que se convertirá en el nuevo mainstream de la ficción tras el éxito de Juego de Tronos. Aunque su hilo argumental girará alrededor de la obra de J.R.R. Tolkien, la trama estará inspirada miles de años antes de los acontecimientos que ya se narraron en la trilogía de El Señor de los Anillos.

A lo largo de sus episodios podremos seguir la pista de personajes tan icónicos como Elrond o Galadriel aunque también conoceremos a otros muchos otros porque, como ya adelantaron sus creadores, aunque la serie estará basada en la obra que se publicó hacia 1954, será inédita y de nueva creación.

En el proyecto participarán diferentes directores y, entre ellos, se encontrará Juan Antonio Bayona, que ya tuvo la oportunidad de trabajar en grandes producciones de Hollywood como la franquicia de Jurassic World o Lo Imposible después de su éxito con su ópera prima: El Orfanato.

Recientemente, Vanity Fair hizo públicas las primeras imágenes del proyecto de ficción y reveló que Bayona tendrá una gran responsabilidad en lo que respecta a la tónica de la serie. El director se ha involucrado en el proyecto en lo que respecta a su desarrollo creativo, tal y como ya ha hecho en el resto de proyectos en los que ha participado. Según ha revelado, ha puesto una parte importante de su historia personal en la serie y, también, de la historia de España.

En uno de los momentos más épicos de la historia, cuando está a punto de producirse la inminente resurrección del Señor Oscuro, Sauron, Bayona confiesa haberse inspirado en el oscuro periodo que vivió España con la dictadura de Franco. Según ha confesado en una entrevista, a lo largo de su infancia aún se podía sentir el efecto de una guerra que se produjo varias décadas antes de su nacimiento. De hecho, ha decidido trabajar con esos recuerdos para darle forma al contexto en el que se desarrolla la Segunda Edad de la Tierra Media. “Vivimos una dictadura que se extendió durante 40 años, por lo que la sombra del pasado es alargada y las repercusiones de la guerra se sienten”.

De hecho, según ha trascendido, el nombre del primer episodio de Los Anillos de Poder será “La Sombra del Pasado” como referencia a un periodo gris que se resiste a desaparecer. «Creo que al final trata sobre las repercusiones de la guerra. Hay una idea muy fiel a Tolkien que es la de la intuición. Galadriel intuye que las cosas no están del todo arregladas y hay algo que sigue acechando», agregó.

——————–

Altas expectativas

Bayona no dudó ni un solo segundo a la hora de sumarse al equipo de ‘El Señor de los Anillos: Los Anillos de Poder’. El director recuerda que no solo fue el guion de Patrick McKay y JD Payne, los showrunners de la ficción, lo que le atrajo al proyecto, sino también la disposición de los productores a la hora de aceptar sugerencias del director.

«Confié en estos tíos desde el principio», dice Bayona a Vanity Fair, «Sabía por lo que estaban pasando y ellos también eran conscientes de lo que yo estaba pasando porque ¿te imaginas lo que supone volver a un mundo así de adorado y [enfrentarte] a lo alto que pusieron el listón las películas de Peter Jackson? Fuimos muy conscientes en todo momento de lo enormes que eran las expectativas», concluye el director, de sobra acostumbrado a proyectos de gran envergadura y con experiencia aportando su talento tras las cámaras a sagas establecidas. Ya queda menos para comprobar si la serie efectivamente cumple esas expectativas tan altas.

‘El Señor de los Anillos: Los Anillos de Poder’ llega a Prime Video el 2 de septiembre.

Comentarios

comentarios