Diseño de cubierta: Sylvain Sarrailh.

Los misterios de Monkey Island, de Nicolas Deneschau y editado en castellano por la editorial Game Press, tiene el acierto de lanzarse al mismo tiempo que Ron Gilbert, padre de la mítica saga de videojuegos, anuncia el desarrollo de Return to Monkey Island, una ansiada continuación oficial.

Este libro pretende ser un homenaje a las aventuras de Guybrush Threepwood, el gran pirata. Pero también quiere explicar por qué Monkey Island supuso un paso decisivo en la forma de contar una historia a través de un videojuego. Además, en estas páginas repasarás la tumultuosa historia de LucasArts y Telltale Games, descubrirás unas cuantas recetas de grog, aprenderás canciones interactivas de reggae pirata y descubrirás frases tan afiladas como el filo de un sable de abordaje (útiles para los duelos o las reuniones familiares).

Una anécdota personal: entré en el mundo de los videojuegos desde pequeño. A mediados de los noventa llegó a mi casa un PC con el novedoso sistema Windows. También trajo consigo unos disquetes que contenían videojuegos variados. No supe el nombre tras aquellas joyas que tantas horas de diversión me aportaron, pero con el tiempo se convirtió en el Santo Grial del videojuego; la empresa sin la que el medio no habría avanzado del modo en que lo hizo. LucasArts, lo que antes se denominó LucasFilm Games, una suerte de incubadora de talento responsable de videojuegos tan destacados como Maniac Mansion, Monkey Island, Indiana Jones, The Dig y un largo etcétera que le ha valido un sitio de leyenda en el Olimpo del videojuego. Desde muy pequeño disfruté de las aventuras del pirata Guybrush Threepwood (aunque no fui capaz de terminar ninguna de sus aventuras hasta años más tarde) y Monkey Island se instaló en mi imaginario.

Y lo mismo sucedió con miles de personas.

Los secretos de Monkey Island es uno de esos libros que llevo toda la vida queriendo leer, solo que lo desconocía. Game Press nos lanza un guante: volvamos al pasado, a una época dorada en lo que al género de aventuras gráficas se refiere, y descubramos todos los secretos tras la saga. Y lo hace bien, muy bien: empezando por el principio. El libro presenta unos primeros capítulos en que se ahonda en la figura de los creadores de la saga, en la propia empresa, en el nacimiento de la compañía de la mano de uno de los cineastas más reconocidos de todos los tiempos, George Lucas, padre de Star Wars. Además, lo hace con el interés con que se seguiría una exhaustiva investigación, pero con el tono divulgativo adecuado, con referencias y bromas internas para el lector avezado, que hacen que su lectura sea entretenida y educativa a un tiempo.

Tras los capítulos en que conocemos la fundación de LucasArts y los primeros pasos del estudio, analizando el famoso motor de juego SCUMM y los problemas técnicos y de diseño a que se enfrentaron aquellos creadores, nos adentramos en la propia saga. Monkey Island se trata con la reverencia que merece, pero el autor no duda en diseccionarla y dejar que contemplemos su esqueleto. A los guiones e ideas previas se suman documentos tan interesantes (traducidos por primera en castellano): la hoja de diseño original del guion, el diario del propio Guybrush Threepwood que venía acompañando algunas ediciones del juego, el tratamiento de guion de la película nunca realizada… Así como datos de ventas, críticas de la época, curiosidades y, en general, un corpus que hace de cada sección del libro (que corresponde con uno de los videojuegos lanzados) un análisis en profundidad de cada título, sus antecedentes, sus resultados y planes truncados. Un repaso que no deja títere con cabeza ni hace prisioneros, pues su lectura es apasionante y completa.

Nicolas Deneschau no se detiene en los títulos lanzados por LucasArts y analiza también lo que fue de la saga más tarde. Habla de la época del pirata más famoso del videojuego en su periplo por TellTale Games (amén de una breve reseña biográfica sobre la creación de esta empresa) y ahonda en los problemas que llevaron a la saga, y a todo el género, a ocupar un segundo (o tercer) plano en las portadas de la industria.

«Haced lo que queráis, ¡pero que sean cosas geniales!»
George Lucas, 1 de mayo de 1982.

Game Press lanza un libro repleto de material interesante, con una edición de lujo, cuya única pega podría ser la falta de material de gráfico que acompañe el excelente estudio que realiza su autor (aunque la edición original en francés tampoco contaba ninguna, por lo que esta crítica va hacia el autor y no hacia la editorial o, en todo caso, hacia la edición original). Es un libro hecho para los amantes de estos videojuegos, pero también un importante ensayo sobre una época concreta, al estilo de otros grandes libros como Console Wars o Sudor, Sangre y Píxeles. Los que crecimos con los videojuegos de LucasArts no vamos a ver recompensados con una lectura apasionante, y los nostálgicos de los noventa, de las aventuras gráficas y los videojuegos retro, con una lectura ineludible. La edición se presenta en tapa dura, con ilustraciones internas en blanco y negro, traducción de Guadalupe Gema Gil y la edición deluxe presenta cartas coleccionables y marca páginas. Una pieza de colección que colocar en la estantería junto a nuestro mono de tres cabezas.

Comentarios

comentarios