Imagen vía Depositphotos.

En alguna ocasión hemos hablado de las ventajas que ofrece la lectura digital, aunque, sin duda, uno de los mayores argumentos a su favor es la cantidad de libros que puedes llevar encima cómodamente. Ahora bien, ¿cuántos libros caben realmente en un dispositivo electrónico, por ejemplo, un Kindle, por mencionar uno de los más conocidos?

La primera pregunta que debemos hacernos es qué tamaño tiene un eBook y cuánto espacio de ese almacenamiento ocupa un solo libro. Al igual que los libros físicos, que tienen deferentes tamaños y pesos, los digitales también pueden ocupar un espacio de almacenamiento muy diferente. Así, un libro corto, de solo unas 100 páginas, ocupará aproximadamente entre 1 y 2 MB, mientras que hay libros más extensos o con imágenes que pueden llegar hasta 1 GB. Esto último, sin embargo, no es algo muy común. La gran mayoría de libros suele tener menos de 500 páginas, lo que hace que pesen entre 1 y 5 MB. Para poder hacer un cálculo aproximado de los libros que caben en un Kindle haremos una media y tomaremos una cantidad fija de 2 MB por libro.

La siguiente pregunta que hay que hacerse es cuánto espacio de almacenamiento tienen los Kindle. Esto es algo que depende del modelo. Hay cinco modelos de Kindle y cada uno de ellos tiene un almacenamiento base de 8 GB, aunque el Kindle Paperwhite y el Kindle Oasis tienen versiones de 32 GB. Otro detalle que se debe tener en cuenta es que el sistema operativo de Kindle ocupa unos 2 GB, por lo que un Kindle de 8 GB tendría unos 6 GB totales de almacenamiento y un Kindle de 32 GB tendría 30.

Ya solo quedaría hacer el cálculo. Como 1 GB equivale a 1.000 MB, si se divide eso por el tamaño medio de un libro digital, 2 MB, nos daría una cifra de almacenamiento de unos 500 libros por cada GB, Eso significa que un Kindle Paperwhite de 8 GB, que tiene 6 GB reales de almacenamiento, puede contener unos 3.000 libros digitales. Un Kindle Oasis de 32 GB, que serían 30 GB reales, podría contener la friolera de 15.000 libros digitales.

Pero vayamos más allá. Imagina que llevas encima entre 3.000 y 15.000 libros físicos. ¿Cuánto pesaría semejante cargamento? Obviamente, cada libro tiene un peso completamente distinto, pero si una vez más utilizamos una cifra media, en la que un libro de bolsillo de medida estándar y de 300 páginas pesa unos 440 gramos, 3.000 libros pesarían más de una tonelada y cuarto, mientras que 15.000 libros pensarían más de seis toneladas y media. Desde luego, un peso más que considerable en comparación con el peso del Kindle.

Un último detalle importante para este cálculo es que solo se tienen en cuenta los libros que se han descargado en el dispositivo, no los que se pueden almacenar en la Biblioteca Kindle. Llenar un Kindle no es algo que preocupe a sus usuarios, ya que el dispositivo te da la opción de guardar miles de libros en su biblioteca, de forma que únicamente tendrías que descargar los que estés leyendo en un momento determinado. Desde luego, lectura de sobra para toda una vida.

Comentarios

comentarios