Preocupados por el medio ambiente, muchos lectores habituales optan por la adquisición de un lector digital. Sin embargo, otros siguen prefiriendo la copia física, y buscan formas de minimizar su impacto. En esta pieza explico por qué la compra online con recogida en algún punto suele ser la forma más sostenible. Es lo que se llama pick & collect. Al menos, cuando buscamos un libro específico. Si vamos ‘a ver lo que encontramos’, lo mejor es pasear a la librería de barrio.

Es importante empezar diciendo que hay muchas formas de adquirir un libro. Se puede pasear a la tienda y buscar novedades; o se puede conducir hasta un centro comercial donde darse cuenta de que el libro que buscábamos no está, solo para conducir de vuelta con las manos vacías. Vaya por delante que la mejor forma de recoger un libro físico es paseando, yendo en bicicleta o en transporte público. Pero, ¿qué hay del transporte y distribución de mercancías?

transporte de libros

Los libros no se materializan en las estanterías. Alguien ha tenido que ponerlos ahí, y para eso los ha desembalado, lo que implica que otro alguien distinto los ha embalado y enviado, a menudo a distancias notables. ¿Cuál es la mejor forma de enviar un libro para comprarlo? La compra online con recogida en un punto físico. Este punto físico puede ser un locker de un eCommerce gigantesco, como pasa con Amazon, o puede ser la librería de tu barrio.

La opción más ineficiente. Pensemos en la alternativa ‘clásica’ de compra online con envío a casa. Para empezar, estas entregas suelen hacerse en furgoneta. Sí, se pueden hacer en bici de carga, pero se siguen haciendo con un vehículo de grandes dimensiones, con frecuencia vacío. Este vehículo tiene que parar muchísimas veces si entrega cada objeto en la casa de la gente, y siempre cabe la posibilidad de que no estés y tengan que volver otro día. Es la opción más ineficiente.

Una opción intermedia. Si uno acude a la librería en vehículo privado, lo ideal sería preguntar primero si lo tienen. Así evitaremos un viaje en balde. No os hacéis una idea de la cantidad de compradores que conducen hasta un lugar donde no está el objeto que buscan, y conducen de nuevo a casa o a otra tienda. Si vamos andando, no pasa nada por no encontrar lo que buscamos. Al menos habremos hecho ejercicio.

La opción más eficiente. El pick & collect es la opción más eficiente y con menos emisiones (estudio) porque evita desplazamientos innecesarios. Compras el libro desde la distancia y, cuando vas a por él, ya está allí. Esperándote. Además, con esta opción evitas parcialmente que la librería centre su actividad en la compra y devolución de libros que no consigue vender. La rotación de stock tiene una huella importante. Y, por último, esta opción se puede combinar con la impresión a demanda, que evita la impresión de libros que no se venderán.

La próxima vez que quieras un libro, acuérdate de esto. Envía un email a tu librería de cabecera pidiendo que te lo reserven, y acude a las pocas semanas. Es la opción más sostenible, después del eBook.

Imágenes | Lasse Jensen

Comentarios

comentarios