Recientemente el artista inglés Sam Cox, de 28 años, ha compartido un vídeo en el que se ve cómo cubre una mansión totalmente blanca, de 13 habitaciones, con garabatos, del techo al suelo. Nada queda intacto, desde las sábanas de la cama a unas tostadas que prepara sobre la marcha. El vídeo, que dura unos dos minutos, tiene un trabajo bastante considerable detrás. Como comenta el artista en Washington Post, consta de 1857 fotografías y le llevó unos dos años hacerlo.

Cox, que es más conocido como Mr. Doodle, se ha hecho conocido en el mundo del arte por sus garabatos en un estilo que recuerda al de Keith Haring. El artista reconoce esa similitud con su trabajo, pero advierte que su principal inspiración son los dibujos infantiles como Tom y Jerry, los Autos Locos o Bob Esponja o videojuegos como Crash Bandicoot.

La obra de Cox se ha revalorizado bastante en los últimos años, tanto que en 2020 el artista vendió un gran dibujo en una subasta en Tokio por un millón de dólares. Con ese dinero compró una mansión en Kent y comenzó un proyecto que le había estado rondando desde que era joven: vivir en una casa completamente llena de garabatos. Una década después y según el Washington Post más de 1000 litros de pintura blanca, 286 botellas de pintura negra y 401 latas de pintura negra en aerosol Mr. Doodle ha hecho realidad ese sueño.

Cox comenzó su obra en 2020, empujado por las restricciones del confinamiento y de la pandemia. En algunas partes de la mansión desarrolla temas planificados. Por ejemplo, el pasillo evoca el Arca de Noé y las escaleras representan el cielo y el infierno. En la mayor parte de los espacios, sin embargo, improvisa sobre la marcha, incorporando los posibles errores a su obra. Además, a pesar de que en algunos momentos Cox ha contado con la ayuda de su esposa, Alena, con la que ha hecho algunas colaboraciones, como la bandera garabateada de Ucrania en forma de corazón, que se vendió para recaudar fondos para ayudar a los niños de Ucrania, país de origen de Alena, en la mansión Mr. Doodle ha trabajado completamente solo.

Teniendo en cuenta la forma en la que se ha revalorizado su trabajo en los últimos años, es muy probable que el valor de la mansión ahora se haya disparado. Pero Cox no tiene interés en vender la casa, que eligió porque estaba a cinco minutos de la casa de sus padres. Mr. Doodles representa al artista que ha elegido su obra como forma de vida, hasta tal punto que en 2020 comenzó a tener alucinaciones relacionadas con los garabatos, a raíz de una gripe, y estuvo seis semanas ingresado en una sala psiquiátrica.

Comentarios

comentarios