Pauline Elizabeth Hopkins en 1901 (Fuente).

Nacida en 1859, la familia de Pauline Elizabeth Hopkins siempre le inculcó el amor por la cultura y por la literatura. En 1874, después de su segundo año en Girls High Schoool, participó en un concurso de ensayos organizado por la Congregational Publishing Society of Boston y financiado por el ex esclavo, novelista y dramaturgo William Wells Brown y se hizo con el primer premio con una reflexión centrada en la educación.

Con el tiempo, Pauline se fue haciendo conocida por sus actuaciones teatrales, con críticas siempre positivas, aunque a principios del siglo XX decidió centrarse exclusivamente en su pasión literaria. Su primer trabajo conocido fue una obra musical sobre la esclavitud. Además, a menudo se la reconoce como la primera autora de misterio afroamericana de la historia. Con frecuencia, como ocurre con su primera novela del año 1900, las obras de Pauline reflexionan sobre las dificultades a las que se enfrentan los afroamericanos en la América violenta y racista posterior a la Guerra Civil.

The Colored American Magazine (Fuente).

Así mismo, se le propuso la oportunidad de convertirse en accionista y miembro de la junta directiva de la revista Colored American Magazine, que está considerada como la primera publicación mensual estadounidense centrada en la cultura afroamericana. Pauline no solo aportó sus escritos a la revista, que se publicó desde 1900 hasta 1909, sino que ayudó a aumentar las suscripciones y a recaudar fondos. En 1904 Booker T. Washington compró la revista y decidió reemplazar como editora a Pauline por Fred Randolph Moore, probablemente para acallarla, ya que se expresaba con demasiada franqueza sobre asuntos raciales que en esa época continuaban siendo un tabú, limitando el potencial de la publicación para ganarse el apoyo de los lectores blancos.

Después de su participación en The Colored American Magazine, Pauline publicó cuatro historias más y serializó tres novelas. Su trabajo ha sido considerado como uno de los más importantes de los escritores afroamericanos del momento. De hecho, Richard Yarborough la describe como «la escritora negra más productiva de principios de siglo». A pesar de ser menos conocida que muchas de las figuras literarias del Renacimiento de Harlem, muchos la consideran como la escritora afroamericana más prolífica y la escritora más influyente de la primera década del siglo XX.

Comentarios

comentarios