Con un rostro humanoide, unos brazos robóticos y un peto vaquero, Ai-Da se ha convertido en el primera robot de la historia en hablar ante el Parlamento Británico. Hace unos días respondía a una serie de preguntas ante el Comité de Comunicaciones y Tecnología Digital de la Cámara de los Lores, reflexionando sobre el papel de la tecnología en el arte.

Llamada así en honor a la matemática Ada Lovelace, Ai-Da, que se basa en una Inteligencia Artificial para funcionar, fue creada en 2019 por Aidan Meller, un especialista en arte moderno y contemporáneo, junto con un equipo de científicos de la Universidad de Oxford. Ai-Da ha demostrado sobradamente sus capacidades artísticas, a través de retratos que van desde Isabel II hasta Billie Eilish, con obras que se han exhibido en lugares tan reconocidos como la Bienal de Venecia o las Naciones Unidas. Así mismo, escribe poesía utilizando un algoritmo capaz de sintetizar poemas existentes para aprender una gran variedad de temas y estilos.

Meller, que testificó en el comité junto a su robot, afirmó que Ai-Da es un proyecto de arte contemporáneo que analiza la naturaleza de la tecnología actual. Al inicio de la sesión la presidenta del comité, Tina Stowell, aclaró que Meller, como humano, era el responsable final de las afirmaciones de Ai-Da.

Según sus creadores, la mera existencia de este robot permite reflexionar sobre cómo los seres humanos piensan el arte y las fuerzas creativas y sobre sus influencias en la cultura y en la conciencia. Ai-Da ayuda a comprender los cambios radicales que la IA está trayendo, dijo Meller a Sky New antes de la compadecencia. Y añadió: «La IA está llegando mucho más rápido de lo que nadie esperaba y no es exagerado decir que cambiará todos los aspectos de la vida».

En lo que se refiere al mundo del arte, desde luego, la tecnología de IA está causando sensación. Los generadores de imágenes de IA permiten crear impresionantes obras de arte basadas en unas instrucciones e incluso pueden copiar los estilos de artistas famosos. «El papel de la tecnología en la creación seguirá creciendo», dijo Ai-Da al comité, «a medida que los artistas encuentren nuevas formas de usar la tecnología para expresarse, reflexionar y explorar las relaciones entre tecnología, sociedad y cultura».

Comentarios

comentarios