Los newsletters (o boletines) y blogs se han convertido en la forma en que muchos usuarios acceden a contenidos y noticias en la red. Sin embargo, ambos conceptos no son para nada novedosos, puesto que han vivido una ruleta rusa de popularidad desde su creación.

En la actualidad, se está viviendo un renacimiento de los newsletters y blogs, particularmente impulsado por las nuevas plataformas y el acceso a las mismas. En este artículo revisaremos algunos conceptos clave sobre ambos, desde los blogs más populares hasta las principales diferencias entre ellos.

Por supuesto, sin olvidar el tema que los reúne: ¿están volviendo a ser populares o simplemente nunca dejaron de serlo? Sigue leyendo para descifrar estas interesantes preguntas.

¿Qué tan populares son los blogs y newsletters de casino?

Uno de los puntos clave para entender el “renacimiento” de los blogs y newsletters es su versatilidad, ya que pueden ser utilizados como estrategia de marketing para cualquier negocio online o e-commerce.

Precisamente, los operadores de iGaming (casinos y casas de apuestas) han apostado fuertemente por los blogs y newsletters como una excelente forma de captar y mantener motivados a sus clientes; algo que han valorado enormemente los usuarios.

En estos blogs de iGaming —generalmente gestionados por los mismos casinos— los usuarios consiguen información valiosa no solo sobre el funcionamiento de un operador en particular, sino también sobre noticias de blog de casinos en línea, noticias sobre nuevas tragamonedas, novedades en los juegos, futuras promociones, y datos o trucos sobre cómo jugar en el casino.

En los newsletters, por otro lado, los operadores de apuestas suelen enviar a sus clientes información relevante como futuros torneos de tragamonedas, información curada y profesional sobre apuestas o juegos, eventos especiales para apostar, y promociones exclusivas o personalizadas.

¿En qué se diferencia un newsletter de un blog?

Tal y como te habrás dado cuenta, aunque parecen similares, ambos métodos de mercadeo tienen diferencias muy marcadas.

Para empezar, un blog es alojado en un sitio web para el consumo general de cualquier persona que acceda a él, mientras que un newsletter es enviado directamente al correo electrónico de los usuarios; es decir, solo las personas suscritas al servicio pueden acceder al mismo.

De hecho, un blog, incluso, puede tener su propio newsletter y, generalmente, ofrecen contenidos distintos para cada público de dicho blog. También, encontrarás otro tipo de contenidos digitales que tienen sus propios newsletters como los pódcast, páginas web de noticias y de opinión, e-commerce, editoriales y muchos más.

Inclusive, en una página web puedes encontrar ambos servicios: un blog y un newsletter, los cuales suelen ser independientes uno del otro, ya que buscan objetivos distintos.

Un poco de historia

Para muchas personas, los newsletters son el nuevo blog y, actualmente, se está experimentando un resurgimiento de ambos métodos de mercado. No obstante, hay opiniones encontradas al respecto.

Para nadie es un secreto que los blogs vivieron su época dorada a inicios del nuevo milenio, pero dejaron de ser populares con la llegada de las redes sociales. Sin embargo, los newsletters nunca llegaron a ser tan populares como los blogs, y gran parte de la culpa de ello la tuvo una herramienta que hoy en día amamos: la carpeta de spam o correo no deseado.

A principios de los 2000, surgieron los primeros newsletters, pero en ese momento realmente no explotaron como una herramienta digital, especialmente porque se toparon con la temible carpeta de spam, dejándolos en el olvido en el olvido.

En la actualidad, esa herramienta ha vuelto a la palestra con más fuerza que nunca, y uno de los motivos de este claro resurgimiento es la irrupción de nuevas plataformas como Substack, una aplicación para la creación de newsletters y que ha logrado sortear la barrera impuesta por la carpeta de spam.

Los blogs, por otro lado, siguen muy vigentes y, aunque vivieron una leve caída con la llegada de las redes sociales, ahora son parte importante de la esfera de contenidos que puedes encontrar en la Red.

Comentarios

comentarios