En 2020 la hija de la autora de libros románticos Susan Meachen anunció en Facebook que su madre se había suicidado y recibió una catarata de pésames y condolencias, ya que Meachen era una autora muy admirada en la comunidad de libros románticos independientes. Cuando se anunció su muerte había escrito diez novelas y su libro final, Love To Last A Lifetime, publicado supuestamente póstumo en octubre de 2020, estaba parcialmente reescrito por su hija. En aquel momento se animó a los seguidores de Meachen a que compraran el libro, que la autora deseaba ver publicado antes de la boda de su hija.

En los años siguientes, la hija de Meachan hacía alguna publicación de vez en cuando animando a los lectores a comprar los libros de su madre con códigos de descuentos, añadiendo que los beneficios se donarían a organizaciones de prevención del suicidio. El problema es que todo era una mentira.

Susan Meachen estaba viva. De hecho, reapareció hace poco en el grupo de Facebook de un escritor llamado The Ward, diciendo lo siguiente: «He pensado cómo hace esto un millón de veces y todavía no estoy segura de si está bien o no. Supongo que habrá toneladas de preguntas y mucha gente abandonará el grupo. Pero mi familia hizo lo que pensó que era mejor para mí y no puedo culparlos por eso. Casi muero por mi propia mano y tuvieron que pasar por todo ese infierno otra vez. Regresar a The Ward no significa mucho, pero ahora estoy en un buen lugar, y espero volver a escribir. Que comience la diversión.»

Meachen no solo estaba viva sino que había estado publicando libros en los dos últimos años bajo el seudónimo de TN Steele. La indignación fue rápida y contundente. La autora Samantha A. Cole, amiga de Meachen, calificó el hecho de «psicótico» y dijo que aunque no le desea la muerte a nadie, no se puede tolerar ni perdonar lo que hizo Meachen.

Comentarios

comentarios