El diseño de interiores es una bonita profesión que puede estudiarse a nivel universitario, lo que logra incrementar las habilidades artísticas innatas que pueda tener alguien. Los jóvenes que sienten interés por el arte, el orden y la simetría pueden optar por cursar esta carrera para manifestar así sus capacidades creativas.

Estos expertos pueden modificar un espacio interior para que sea armonioso y funcional, valiéndose para ello del espacio, la luz, los colores, el inmobiliario y los materiales. Ahora bien, ¿de qué trata exactamente el diseño de interiores? ¿Cuáles son sus funciones? ¿Qué habilidades se requiere tener para aprender del tema? Busquemos juntos las respuestas.

¿En qué consiste el diseño de interiores?

El diseño de interiores o interiorismo es una profesión en la que se aprende a utilizar técnicas de diseño para mejorar visual y físicamente el espacio. También se le conoce como ordenamiento del territorio y muchos se especializan en crear ambientes adecuados para oficinas u hogares. Si necesitas la orientación de expertos profesionales en esta área puedes revisar el estudio interiorismo Barcelona

Claro está, el diseño de interiores como proceso tiene varias aristas, se puede aplicar para construir o remodelar la sala de estar, el baño y la cocina. Por supuesto que también los dormitorios, la terraza, lobbys, oficinas ejecutivas, áreas de tiendas por departamentos y muchos otros espacios para hacer vida o trabajar.

La carrera de Diseño de Interiores ayuda a adquirir las habilidades requeridas para planificar y crear espacios cerrados. Su objetivo es conseguir ambientes que resulten agradables a la vista, que sean funcionales y también cumplan los estándares que necesitan quienes los utilizarán.

Formacion diseño interiores

Funciones de quien tiene formación en Diseño de Interiores

  • Maximizan la utilización del espacio, lo que se conoce como diseño espacial o planificación.
  • Además de los materiales utilizados, toman en cuenta aspectos como la iluminación, el espacio, la ventilación, tipo de inmuebles, decoración y otros más.
  • Generan ambientes de trabajo para compañías y hogares privados. 
  • Tienen una comunicación fluida para colaborar junto a otros profesionales que participan en el proyecto, como los obreros y arquitectos.
  • Realizan un boceto del diseño y hacen una investigación minuciosa para poder hacer el trabajo, conociendo los límites on posibles problemas. 
  • Procuran que sus diseños satisfagan las necesidades del cliente y esté dentro del presupuesto.
  • Supervisan y dirigen el trabajo. 
  • Hacen recomendaciones sobre el uso de cortinas, accesorios como persianas Barcelona, revestimientos de paredes o muebles y cualquier elemento extra que complemente el diseño final.
  • Un diseñador de interiores sabe utilizar software de ordenadores que ayuda a crear sus bocetos.

¿Qué tipo de formación y habilidades se requieren?

La formación de quien estudia diseño de interiores se puede conseguir haciendo cursos específicos, obteniendo un título en grado universitario, con Másteres o Posgrados. Algunas de las carreras relacionadas son: 

  • Formación en Diseño de Interiores. 
  • Grado en Diseño de Interiores. 
  • Doble Grado en Bellas Artes y en Diseño.
  • Grado en Diseño y Tecnologías Creativas. 
  • Arquitectura y afines. 

Por otro lado, hay ciertas competencias y habilidades que pueden ayudar a alguien a ser un buen profesional en esta área del arte. Se pueden resumir del siguiente modo:

  • Amar el diseño y tener gusto por la decoración. Esta debe ser la principal motivación para estudiar Diseño de Interiores, pues si te gusta lo que haces, lo harás bien y con gusto.
  • Tener capacidades creativas y artísticas para elaborar un boceto o maqueta donde se mezclen la estética y la función. 
  • Empatía y vocación de servicio para entender al cliente, así como sus necesidades.
  • Hay que saber trabajar de forma independiente y en equipo.
  • Se debe aprender a tomar decisiones, expresar de forma clara y respetuosa las opiniones, así como colaborar con otros.
  • Tener la capacidad para organizar, planificar y supervisar. 
  • Entender sobre los colores, formas, espacio y materiales a utilizar. 
  • Habilidades para visualizar y comunicar ideas de forma entendible mediante dibujos.
  • Apegarse a los plazos de entrega y presupuestos concretos.
  • Ser capaz de comunicarse, realizar presentaciones y saber negociar con los posibles clientes.
  • Conocimiento y aplicación de normas de construcción y seguridad.
  • Saber aceptar críticas y rechazo, para cumplir las expectativas del cliente. 
  • Ser atento a los detalles, saber seguir instrucciones y trabajar bajo presión.

Comentarios

comentarios