Ajedrez, para la mayoría de las personas un juego lento y aburrido, para los millones de aficionados de todo el mundo, más que un juego, un deporte apasionante, y en palabras de José Raúl Capablanca 3º campeón mundial de la historia y el único campeón hispano “El Ajedrez es algo más que un juego; es una diversión intelectual que tiene algo de Arte y mucho de Ciencia. Es además, un medio de acercamiento social e intelectual”.

El ajedrez puede considerarse un tema universal y transversal que trasciende no solo a través de distintas épocas sino también distintas artes como la pintura, la literatura y como no, el cine. Desde los comienzos en el cine mudo hasta la actualidad pueden rastrearse películas en donde el ajedrez se torna un elemento más, a veces como excusa o metáfora para profundizar en otros temas, a veces como protagonista de la historia.

Como aficionado tanto al ajedrez como al cine trataré de dar a conocer algunas películas y rescatar otras que pueden haber pasado desapercibidas para muchos, aportando mi opinión personal acerca de las mismas, enfatizo opinión personal, puesto que no soy crítico de cine y mi única pretensión es compartir mi afición a ambos mundos, ajedrez y cine, cuando se entrecruzan, con otras personas que compartan dichos intereses. Una vez expuesto todo lo anterior paso a comentar la siguiente película:

La blanca nieve de Rusia

Ficha Técnica:
Director: Yuri Vishinsky – Guión: Alexander Kotov y Yuri Vishinsky
Actores: Alexander Mijailov, Vladimir Samojlov, Yuri Kayurov, Natalia Gundareva.
Fotografía: Sergei Vronsky.
Idioma: Ruso (VOSE)
Duración: 87 minutos
Donde ver: Youtube

La nieve blanca de Rusia es una película soviética de 1980 que narra la vida del 4º campeón del mundo de ajedrez el ruso Alexander Alekhine. La película comienza con su victoria sobre el hasta entonces considerado invencible José Raúl Capablanca en el match por el título mundial disputado en Argentina en 1927. Posteriormente el film se va adentrando en su carácter y en las circunstancias de su vida, su alcoholismo, la disputa por el campeonato del mundo con la estrella emergente Mijaíl Botvínnik frustrada por la II Guerra Mundial y también en la nostalgia hacia su patria donde nunca volvería por motivos políticos.

La película en sí es correcta, tanto las interpretaciones como la ambientación, y el tono nostálgico, todo está bien llevado, sin llegar a ser una gran película cumple con su objetivo, dar un apunte biográfico de Alekhine. A destacar tres escenas, la primera cuando comienza la película con un Alekhine, solo ante el tablero, elegante e inmaculado a la vez que frío. La segunda, donde juega varias partidas simultáneas de ajedrez contra oficiales del ejército nazi, con un final de escena maravilloso y la tercera, la escena final de la película, que contrasta con la primera escena y a la vez incide en la soledad del campeón, con un Alekhine enfermo en los momentos finales de su vida, en el exilio en una triste habitación de hotel en Portugal.

Valoración de la película: 6/10

Comentarios

comentarios